Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

vecinos

Los más grandes txikis

Matías, María, Oihana, Maider y Ekhiotz, la Corporación del Casco Viejo, abrió las fiestas
Los txikis pidieron al Ayuntamiento un polideportivo, plazas sin bares y un patio cubierto en San Francisco

Marivi Salvo / Unai Beroiz - Sábado, 23 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Matías García, Maider González, Oihana Górriz, María Latasa y Ekhiotz Arbe, ayer en la azotea de los Misioneros Claretianos desde donde lanzaron el cohete.

Matías García, Maider González, Oihana Górriz, María Latasa y Ekhiotz Arbe, ayer en la azotea de los Misioneros Claretianos desde donde lanzaron el cohete. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

  • Matías García, Maider González, Oihana Górriz, María Latasa y Ekhiotz Arbe, ayer en la azotea de los Misioneros Claretianos desde donde lanzaron el cohete.

Pamplona- Ellos sueñan con un barrio para los niños/as, donde puedan jugar en las plazas, con un polideportivo en el que darle al balón y un patio cubierto en su escuela, sueños fáciles de conseguir pero que en muchos casos llevan más de una década sin llegar. Son los niños del Casco Viejo de Pamplona, y en su nombre Matías García, María Latasa, Oihana Gorriz, Ekhiotz Arbe y Maider González, fueron, a sus 9 años, los protagonistas del chupinazo de las fiestas de San Fermín de Aldapa, o San Fermín Txikito, que lo mismo da.

Así, las fiestas del Casco Viejo de Pamplona arrancaron ayer a las 12 del mediodía desde la plaza de Corazonistas de la mano de estos cinco grandes txikis, los elegidos para ser la Corporación y presidir los actos organizados por la Jai Batzorde y Aldezar para todo el fin de semana. La Corporación txiki, que también por la tarde asistió al saluda con las dantzas en el Auzogune y tienen previsto acudir mañana a la procesión, aún serán protagonistas durante el resto del año de otros actos como el pregón de carnaval o el Día del Barrio. Debe ser un reinado interesante porque ayer la Corporación saliente, que entregó los bastones de mando, las chisteras y los pañuelicos de fiesta a los nuevos munícipes, se lamentaba de que “esto no dure más días u otro año más”, decía Martín Cemboráin.

En la plaza, mirando al cielo o mejor dicho, a la azotea del convento de los Misioneros Claretianos, desde donde iban a comenzar a caer caramelos, decenas de txikis de San Francisco Ikastola y el colegio de las Dominicas arroparon la bienvenida festiva. “¡Queremos que lo paséis muy bien en San Fermín Txikito! Ongi etorri, San Fermín Txikito!”. Sonaron hasta cuatro cohetes, y el Casco Viejo comenzó a temblar por la fiesta. Y entonces la Comparsa Txiki del Casco Viejo brindó un vals a los presentes, antes de internarse por las calles de la Navarrería, en un inicio festivo en el que pudo verse al alcalde Joseba Asiron, y los concejales de EH Bildu Joxe Abaurrea, Maider Beloki y Patricia Perales.

Y detrás de toda la organización, la Jai Batzorde del Casco Viejo hace cada año que esto sea posible. Ayer en el cohete, 15 jóvenes voluntarios se encargaban de preparar el acto. Entre ellos, Amaia Cambra, Maite Irigoien, Saioa Sada y Nor Rodríguez, de Aldezar, pero detrás, un amplio equipo de hasta 300 personas que hará turno en las barras del Auzogune, correrá a los toricos de cartón detrás de los txikis, paseará huchas recogiendo donativos y venderá pañuelicos para costear las fiestas. “El trabajo comienza en el mes de junio, pero en las últimas semanas es un no parar”, señalaba Amaia. Y que no pare.

Herramientas de Contenido