TERCERA

El Valle de Egüés, bien situado y sólido, pasa por encima del Baztan

Dominio y eficacia Los visitantes superaron fácil a su rival e incluso pudieron golear

Domingo, 24 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Los jugadores del River Ega celebran uno de los tantos del encuentro.

Los jugadores del River Ega celebran uno de los tantos del encuentro. (Iban Aguinaga)

Galería Noticia

Los jugadores del River Ega celebran uno de los tantos del encuentro.

Baztan 0

Valle de Egüés 2

BAZTAN Sagaseta, Astiz, Xabier Gil, Aguerrea, Goñi, Azpiroz II (m. 53, Aguirre), Iturriria (m. 69, Damboriena), Lizarza, Urrutia, Dendarieta, a y Mitxeltorena (m. 58, Maylín).

VALLE DE EGÜÉS Larumbe, Redín, Ignacio Zuazu, Mendes, Lanz (m. 75, Martínez), Rípodas, Ndiaye (m. 61, Adrián Zuazu), Urdaniz (m. 65, Falagán), Mendes, Murillo y Larrayoz.

Goles0-1 , m. 7: Murillo. 0-2, m. 73: Mendes.

Árbitro Miguel Beaumont Muñoz, con Trzeciak y Turrión. Amarillas a Xabier Gil (2, roja por acumulación, m. 67), Urrutia, Astiz y Dendarieta en el Baztan, y a Ndiaye en el Valle de Egüés.

Estadio Giltxaurdi, calor 30º y buena entrada, 400 espectadores.

elizondo- El calorazo no presagiaba nada bueno para los locales, que no soporta las altas temperaturas, y las sensaciones fueron más explícitas que el resultado porque corrieron mucho pero siempre a por un balón que no encontraron. Enfrente, un Valle de Egüés bien situado, sólido y moviendo el cuero con criterio, casi siempre fue dueño de la parcela central que acabó destrozada en el Baztan con las sustituciones de Iturriria y Azpiroz y con demasiada distancia entre la defensa y el ataque.

Urrutia, a pesar de que Mitxeltorena, Lizarza y Maylín intentaron ayudarle, se vio tan llanero solitario como suele ocurrir, y el Baztan únicamente tuvo veinte minutos de la reanudación en los que puso cerco a Larumbe pero con más corazón que acierto. Con todo dispuso de ocasiones (Dendarieta, Urrutia y Maylín) y una fantástica carrera de Urrutia en la que acabó agotado y envió fuera. Los de Jorge Valdivielso no perdieron nunca la compostura y llegaron con peligro (excelente el 0-2 de Marcos Mendes) y un tiro raso de Murillo que Sagaseta desvió a corner al borde del final. Muy tranquilo el Egüés que encontrará pocas veces tantas facilidades. - L.M.S.