Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Un juego de niños

Ander Aranguren Iriarte - Domingo, 24 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Hace ya bastante tiempo que empezaron los desafíos armamentísticos de Corea del Norte: lanzamientos de misiles, detonaciones… pero el 3 de septiembre el régimen comunista sobrepasó todos los límites hasta ahora imaginables. La explosión de una bomba de hidrógeno 5 veces más potente que la de Nagasaki en 1945 causó un terremoto de 6,3 grados que hizo temblar no solo a las zonas cercanas, sino también a todas las potencias mundiales. Como era de esperar, la actitud de Kim Jong-un fue la misma que en anteriores ocasiones. Celebró el éxito de su bomba con gritos de alegría y emoción, como si de un niño se tratase.

Pero es verdad que hubo alguien que no tembló tras la detonación. Donald Trump, a quien también le gusta jugar a las guerras, amenazó en la conferencia de la ONU con “destruir” al país asiático. Y en medio de ese rifirrafe de “yo soy más fuerte que tú” y “no, yo lo soy más” estamos los civiles, que seremos los que pagaremos el pato si esto acaba como todos pensamos. Si lo que quieren es jugar, yo les recomendaría juegos más apropiados como el parchís o el Monopoly, así se entretienen sin poner en riesgo la vida de los demás.

Herramientas de Contenido