Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

Perjudicar a Navarra desde Madrid

Por Joseba Santamaria - Domingo, 24 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

el viaje a Madrid de Esparza o Beltrán para repartir estopa a la presidenta Barkos y al cambio político y social que ahora gobierna Navarra forma parte ya de sus agendas mensuales. Al parecer, ya son conscientes que tienen más público dispuesto allí que aquí en Navarra. Para allá que se fue Esparza y azuzó ese discurso negativo en el que sitúa a Navarra como sujeto de un lugar donde todo va mal y la gente vive poco menos que al borde del precipicio que sólo puede dar miedo a cualquier posible inversor. De todo lo que dijo Esparza en el Foro Nueva Economía de Madrid lo más surrealista, además de las habituales matracas sobre el euskera, los vascos, el comodín de ETA, la fiscalidad, al PNV, etcétera, fue el ataque a la marcha de la economía navarra. “La economía navarra pierde terreno frente a la española”, dijo contradiciendo todos los datos objetivos. Navarra sigue liderando la tasa de empleo del Estado y, sobre todo, la calidad de l a creación de empleo en comparación con el resto de comunidades. También ha mejorado la creación de empresas y la satisfacción y confianza de empresarios -lo dicen la propia CEN y la Cámara de Comercio de Navarra- y de los ciudadanos. Navarra ocupa el segundo mejor lugar en el Estado en cuanto a los resultados de su balanza comercial, la industria navarra avanza con fuerza y aumenta la cifra de negocio y el número de pedidos por encima de la media del Estado y se comienzan a recuperar sectores como la construcción, paralizado por el hundimiento de la burbuja inmobiliaria. Navarra ha regresado al espacio de influencia de Europa tras años de ridículo autoaislamiento. Al mismo tiempo, se está recuperando la calidad de las prestaciones públicas en educación y sanidad con inversiones en infraestructuras escolares y de innovación y ampliación de los recursos materiales para reducir las listas de espera y se han impulsado las políticas de atención social tras años de recortes. La economía Navarra no sólo no va mal, sino que avanza en una senda de mejora progresiva con la premisa política de que el desarrollo económico tiene que ir acompañado de la cohesión social. No todo va bien, por supuesto, en el cambio político y social. Hay compromisos por desarrollar, discrepancias que consensuar, errores que solucionar e insatisfacciones que abordar. Pero la realidad de Navarra y la que vive la sociedad navarra en su mayoría no coincide con el mensaje destructivo de Esparza. Pero se trata tanto de desprestigiar al Gobierno, aún a costa de trasladar una imagen penosa de Navarra, como de crear la falsa idea de que el desgobierno que protagonizó UPN en sus últimos ocho años -los últimos con él mismo de consejero de Barcina- y su herencia de déficit, deuda y chapuzas de alto coste económico y financiero varias, no fueron tales. Utilizar Madrid para torpedear la acción del Gobierno en asuntos claves para el interés general -como con el corredor de alta velocidad o la llegada de la segunda fase del Canal de Navarra la Ribera- pretende trasladar esa imagen de desgobierno anterior al presente político, pero esa estrategia no parece haber conseguido hasta ahora desgastar al Gobierno de Barkos y sí perjudicar a los intereses generales de Navarra y, por derivación, a la mayoría de navarros y navarras. Es el pobre bagaje de sus periplos por Madrid. La nada más absoluta para Navarra y aplausos pírricos de sus conmilitones madrileños.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia