Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Echan a un niño de siete años de su casa por estar "poseído por el demonio"

D.N. - Lunes, 25 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 10:24h

Los padres del niño han sido detenidos.

Los padres del niño han sido detenidos. (Policía de Hooks)

Galería Noticia

  • Los padres del niño han sido detenidos.

ESTADOS UNIDOS. Un matrimonio del municipio de Hooks, en el estado de Texas, ha echado de casa a su hijo de apenas siete años porque desde su punto de vista "está poseído por el demonio". Tras hablar con un predicador, quien corroboró su teoría, la familia decidió expulsar al pequeño de la vivienda, pidiéndole que no volviera nunca. Ronald Keith Wright, de 56 años, y Rendy Jo Wright, de 39, decidieron echar al niño por su mal comportamiento.

No sería hasta varias horas más tarde, tras recibir una llamada por parte de unos vecinos de la localidad, cuando la Oficina del Sheriff del condado de Bowie salió a la búsqueda del pequeño. El vecino explicó a la Policía que el niño había pasado la mayor parte del día en su casa, situada a unos 800 metros de la residencia de los Wright. Después de estar jugando todo el día con su hijo, el vecino le dijo al niño que era hora de volver a casa. Creyendo que los Wrights no se encontraban en casa, el vecino decidió acompañar el niño hasta su hogar, donde se encontraba Keith cortando el jardín.

Según explica la Policía, el vecino asumió que todo estaba bien, ya que pudo ver a la familia en casa. No obstante, unos 10 minutos más tarde, el niño volvió a la casa de su vecino llorando y explicando lo que había sucedido. Tras llegar al domicilio de los Wright, la Policía les preguntó si estaban bajo el efecto de la metanfetamina, algo que negaron. No obstante, reconocieron el uso habitual de la droga. Tras acabar con las preguntas, la pareja fue arrestaba bajo fianza de 35.000 dólares cada uno y se enfrentan a cargos por abandono infantil. Ambos se enfrentan a una condena de entre dos y 10 años de prisión.

Herramientas de Contenido