Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Esparza usa al Gobierno de Rajoy para entorpecer la llegada del agua a la Ribera

Tras obstaculizar la negociación del TAP, reabre el debate de las 21.522 hectáreas

El Ejecutivo foral insiste en que solo hay agua para 15.300

Sagrario Zabaleta Echarte - Martes, 26 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El Canal de Navarra, a su paso por Tiebas.

El Canal de Navarra, a su paso por Tiebas. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

pamplona - Tras boicotear las negociaciones del TAP, el presidente de UPN, Javier Esparza, centra todos sus esfuerzos en entorpecer la llegada del agua a la Ribera usando al Gobierno de Rajoy. El regionalista se reunió ayer con la ministra Tejerina para conseguir que le transmitiera el mensaje de que el Ministerio piensa licitar la segunda fase del Canal con las 21.522 hectáreas, cuyo proyecto de redacción anunciará en “próximas fechas”, emitió un comunicado UPN.

El encuentro se enmarcó dentro del seguimiento del acuerdo presupuestario alcanzado entre UPN y el Gobierno central y, según el partido regionalista, Tejerina se comprometió a licitar la redacción del proyecto antes de final de 2017.

El director general de Desarrollo Rural, Agricultura y Ganadería, Ignacio Gil, enfatizó que Canasa, la empresa gestora del Canal, compuesta en un 60% por el Estado y en un 40% por Navarra, es el lugar en el que se tiene que negociar el proyecto. Además, a diferencia del TAP, la financiación de esta infraestructura no depende solo del Estado y de la Comunidad Foral sino también de los usuarios de riego, de boca e industria en un 50%. El próximo jueves, Canasa tiene convocado un consejo de administración en Madrid en el que tratará este tema. “Queremos consensuar con el Ministerio y en el seno de Canasa dos cuestiones: por un lado, la definición del proyecto que queremos para la segunda fase en cuanto a infraestructura principal de transporte, es decir, el canal, el caudal y las condiciones técnicas del proyecto; y por otro lado, cómo se va a financiar”, manifestó Gil. El director general de Desarrollo Rural se dirigió a Esparza y le dijo que “si quiere contribuir en positivo” que “trabaje con el PP para que el Estado aporte los 106 millones de euros que propuso el Gobierno foral en febrero, ya que por encima del convenio del Canal, Navarra se ha comprometido a poner 77 millones” para rescatar a Canasa. Con la nota emitida ayer, Esparza ha reabierto el debate de que UPN defiende en compañía de su socio el PP las 21.522 hectáreas para la Ribera porque “hay recursos hídricos disponibles para ello”, repitió una vez más para que cale el mensaje.

El director general de Desarrollo Rural insistió nuevamente en que el problema no es de hectáreas sino de la dotación de agua que ha quedado de Itoiz para la Ribera después de realizar la primera fase y la ampliación de la primera fase del Canal, además de la concesión de agua que tiene cada agricultor. “Para atender las necesidades actuales y futuras, va a haber una reserva de agua que es la que es: 117 hectómetros cúbicos, a los que hay que quitar 3.000 hectáreas de la zona de ampliación, y sumar el agua de boca. Bastaría una infraestructura de transporte con capacidad para 15 metros cúbicos por segundo para llevar el total de agua que queda para la segunda fase, que regaría hasta 15.300”, concluyó.

Herramientas de Contenido