Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

David Arratibel presenta hoy el documental ‘Converso’

El filme se proyectará en la sección Zinemira -fuera de concurso- y se estrenará en las salas de cine el día 29

Martes, 26 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

SAN SEBASTIÁN- A pesar de no planificarla de este modo, el pamplonés David Arratibel ha elaborado Converso, un documental que podría considerarse como una terapia familiar. “Sin proponérmelo, convertí a mi familia y a mí mismo en los protagonistas”, cuenta el director, quien se propuso con este trabajo profundizar en los motivos por los que su cuñado, su madre y sus dos hermanas se convirtieron al cristianismo, y de paso, enfrentarse a todas las conversaciones pendientes con ellos. “Así descubrí que la vivencia religiosa es algo muy íntimo y que tampoco lo comparten entre sí”, comenta.

Converso parte de una conversación del propio Arratibel con su cuñado sobre los órganos musicales, para a mitad de metraje intervenir una de sus hermanas y transformarse en una pieza completamente diferente. “Quedaría muy bien decir que mi intención inicial era la de hacer un documental con el que acercarme a mi familia, pero no. Lo que de verdad quería hacer era una película chula”, relata el director.

Con la intervención de su hermana, Converso da un giro radical, y se empiezan a plantear las cuestiones por las que el propio Arratibel había casi perdido el contacto con su familia. “Me di cuenta de que al contrario de lo que se pudiera pensar, el dispositivo cinematográfico en vez de dar cautela, mostraba que era el momento para conversar, que la cámara iba a registrar el tiempo exacto que necesitábamos para hablar”, indica el documentalista.

Para poder afrontar una conversación tan personal, se mostraba como fundamental conseguir un espacio íntimo. “Tras proponerles la idea a mi familia, convenimos en que solamente íbamos a estar ellos, yo y una cámara, comenta Arratibel, añadiendo que no obstante, un rodaje así planteaba un nuevo handicap: “La primera parte con mi cuñado era pura entrevista. Él contestaba a mis preguntas que lanzaba fuera de plano. En cambio, con la entrada del resto de la familia, todo pasaba a ser UN documental”. Afortunadamente, Arratibel había grabado la entrevista a su cuñado a modo de making off, “lo que ayudó a conseguir un montaje coherente”. - A.Z.

Herramientas de Contenido