Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El fiscal envía a los Mossos a abortar los centros electorales

Ordena a la Policía catalana identificar y advertir a los responsables de los colegios para que no se instalen urnas
Trapero planta al mando de Interior y rechaza en una carta la tutela de los agentes catalanes

Martes, 26 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Ferran López, número dos de los Mossos, a su llegada a la reunión.

Ferran López, número dos de los Mossos, a su llegada a la reunión. (EFE)

Galería Noticia

pamplona - El fiscal superior de Catalunya ha ordenado a los Mossos que interroguen a los responsables de los colegios electorales del 1-O y les alerten de que ceder locales es delito, en una jornada en la que el mayor Josep Lluís Trapero no acudió a la primera reunión de coordinación policial y envió a su número dos.

En una instrucción cursada ayer, el fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, ha ordenado a Trapero que los Mossos se personen en los centros educativos o administrativos de la lista de colegios electorales que difundió el pasado jueves a través de Twitter el presidente catalán, Carles Puigdemont.

El fiscal superior afirma en la instrucción que muchos son institutos u otros centros de enseñanza y añade que, “según aseguran distintas fuentes del ámbito educativo -entre ellas CCOO-, el área de Servicios Territoriales, dependiente del Departamento de Enseñanza de la Generalitat, ha contactado con la dirección de los centros”.

En ese supuesto contacto de la Generalitat con los centros que deberían servir de colegios electorales el 1 de octubre, el fiscal afirma que se les habría pedido que introdujeran las llaves y la contraseña de la alarma de seguridad de los edificios dentro de un sobre que deberían depositar en una de las diez oficinas de los Servicios Territoriales repartidas por Catalunya.

recibo Esa entrega se haría, dice la instrucción, el próximo viernes, dos días antes de la consulta suspendida por el Tribunal Constitucional, y a cambio se les entregaría un recibo. Por ello, el fiscal catalán pide a Trapero que los Mossos, en funciones de policía judicial, se personen “inmediatamente” en estos centros para identificar a sus responsables e interrogarlos, en calidad de testigos, sobre si han recibido alguna comunicación de la Generalitat solicitando su colaboración en el referéndum.

La orden del fiscal ha ido dirigida a Trapero, que cedió a su número dos la asistencia de los Mossos a la reunión celebrada en la Delegación del Gobierno, en Barcelona, convocada por el director del Gabinete de Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos, designado por el fiscal como el coordinador del dispositivo de seguridad para evitar el 1-O.

A dicha reunión, que duró una hora, asistió el responsable de la Guardia Civil en Catalunya, general Ángel Gozalo; el jefe superior de la Policía Nacional en Catalunya, el comisario Sebastián Trapote; y por parte de los Mossos d’Esquadra Ferran López, responsable de Unidades Territoriales de este Cuerpo y número dos del mayor Josep Lluís Trapero.

Los Mossos d’Esquadra explicaron en la reunión que expusieron al fiscal que rechazan la coordinación del Ministerio porque creen que el operativo debe estar bajo la Comisión de Coordinación Policial de la Junta de Seguridad de Catalunya, organismo presidido por Carles Puigdemont.

plan de actuación Los Mossos d’Esquadra alegaron ante la Fiscalía que ya están investigando los preparativos del 1-O y disponen de “un plan de actuación” para cumplir la orden del ministerio público de impedir la celebración del referéndum, por lo que creen injustificado que se les aparte de la coordinación.

Así lo afirmó el mayor de los Mossos d’Esquadra en un escrito, remitido al fiscal superior de Catalunya, en el que lamentan que haya dejado la coordinación del dispositivo del 1-O en manos de un mando de la Secretaría de Estado porque ello, asegura, “afecta la profesionalidad y el prestigio” de los Mossos.

El texto, de cinco páginas, hace un repaso de las diferentes instrucciones emitidas desde la Fiscalía e insta a convocar la Comisión de Coordinación Policial, que fija la Junta de Seguridad de Catalunya como responsable de la coordinación de los diferentes cuerpos.

En su escrito, Trapero argumenta que la medida adoptada por la Fiscalía “afecta a la profesionalidad y prestigio” de los Mossos, “respecto a lo que ha sido y es su dedicación y compromiso en el ejercicio de sus funciones de policía judicial, seguridad ciudadana y orden público, competencias que desarrolla con el más absoluto rigor, respeto y lealtad al ordenamiento jurídico”.

El Ministerio del Interior rechazó las intenciones de los Mossos y trasladó que no va a poner en cuestión la decisión del fiscal al ser el 1-O un asunto que ya está judicializado.

Así lo confirmado fuentes próximas del Ministerio de Interior tras la reunión de coordinación policial, en la que se analizó por separado cada uno de los dispositivos de seguridad de los tres cuerpos policiales para intentar unir esfuerzos y reducir los riesgos en la coordinación, con el objetivo de que se cumplan las órdenes de la autoridad judicial con la mayor normalidad posible y sin ningún tipo de perjuicio para los ciudadanos.

El director técnico al que el fiscal encomendó la coordinación de seguridad del 1-O, Pérez de los Cobos, propuso que las sedes de las reuniones sean rotatorias, por lo que la siguiente será en la sede de los Mossos d’Esquadra. - D.N.

Herramientas de Contenido