“Se sabe más de la superficie de la luna que del mar”

submarinismo carlos haro, fotógrafo submarino, da una charla-proyección en la casa del deporte (19.00)

Jon Maiza - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Cartel anunciador de la charla.

Cartel anunciador de la charla.

Galería Noticia

Cartel anunciador de la charla.

PAmplona- “Se sabe más de la superficie de la luna que del mar”. Carlos Haro es un apasionado del submarinismo que ha llegado a hacer del Cantábrico uno de los objetos principales de su espíritu aventurero. Fotógrafo submarino, realiza esta tarde una charla-proyección sobre el mundo submarino a las 19.00 horas en el salón de actos de la Casa del Deporte de Pamplona. La actividad, organizada por la Federación Navarra de Actividades Subacuáticas, quiere acercar el mundo submarino tanto a buceadores como a no buceadores, mostrando las maravillas que se esconden bajo las olas. Haro realizará un recorrido por los fondos de la costa guipuzcoana, una inmersión con sorpresas. “En los fondos guipuzcoanos, en lugares donde la gente bucea de forma habitual, si no te has hecho se te escapan un montón de especies. Va a ser una guía de especies comunes para ver todo lo que hay y para que en la siguiente inmersión puedan intentar verlo”, explica Carlos Haro. “El Cantábrico es un mar especial, salvaje, natural, puedes ver de todo y cosas sorprendentes. Al que le gusta explorar y visitar un mundo diferente, no deja lugar a dudas. He buceado por el Cantábrico, Mediterráneo, Mar Rojo, Atlántico, pero siempre vuelvo al Cantábrico que es nuestra casa”, añade con indudable pasión.

“El submarinismo es una actividad de aventura principalmente, de exploración y aventura, lo que es el buceo recreativa. Dentro de la actividad, hay una parte de competición también, España es primera potencia mundial y Navarra ha estado entre los primeros también, dando guerra, en lo que es el buceo de competición. El resto es buceo recreativo, como cada uno se lo quiera montar. Como la gente que va al monte a pasear y luego la gente que compite en carreras de montaña y similares. Cada uno puede aplicarse la actividad que quiera”.

Haro, que casi lleva 30 años con el título de buceo, defiende que en el submarinismo prima quizás más lo psicológico que lo físico. “No hace falta unas condiciones especiales, es más una actitud psicológica que física. Es como dar un paseo por el monte o pasear. Cada uno se puede adaptar a lo que quiera, pero quizás hay gente que verse en un ambiente así le puede condicionar más lo psicológico que la preparación física”.

Carlos Haro hablará del mar más próximo para los navarros, pero no podrá eludir la emoción que le tira cuando habla de este entorno. El mar es otro mundo, todo lo que se conoce en la tierra está descubierto, en el mar, que ocupa dos tercios está sin explorar, se sabe más de la superficie de la luna que del mar. Es un mundo que cada vez que bajas es explorarlo, sorprenderte, con la fauna y todo lo que le ofrece. A mi me interesa todo y me sorprende todo”.