Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

37ª FERIA DEL LIBRO ANTIGÜO Y DE OCASIÓN

Libros de ayer donde perderse hoy

La Plaza del Castillo acoge hasta el 8 de octubre la 37ª Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, donde hasta dieciocho librerías muestran y venden ejemplares que acechan la curiosidad del visitante, tentándole a detenerse.

Un reportaje de Ana Jiménez Fotografía Iban Aguinaga - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Algunos curiosos observan los títulos de uno de los ‘stands’ que participan en la feria.

Algunos curiosos observan los títulos de uno de los ‘stands’ que participan en la feria. (Iban Aguinaga)

Galería Noticia

hace ya mucho tiempo que los libros mantienen su particular batalla contra la era digital y los ebooks, aunque estos, sin embargo, se alejan de alcanzar la particular historia que muchos ejemplares físicos esconden entre sus páginas. Precisamente quizá sea esta una de las claves de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, ese valor añadido que adquiere una obra para aquel lector que, movido entre curiosidad, pasión o ambas, termina comprando un ejemplar desconocido -o no- en los stands ubicados en la Plaza del Castillo durante estos días. Son ya 37 ediciones mostrando libros de ayer donde perderse hoy, y, de momento, parece que el ebook no puede luchar contra ello.

Ficción, política, historia, religión, cocina, ediciones infantiles para los más pequeños... Un gran abanico de temas y géneros esperan entre las estanterías de las 18 librerías que participan en la edición de este año, que cuenta ya con muchos veteranos en esto del trato con los lectores a pie de calle.

Este encuentro se torna fundamental en tiempos en los que se está despersonalizando las compras, como reivindica Javier Garisoian, de Libros con Historia, librería de Urroz: “Hoy en día comprar libros parece que es una cosa muy fácil con Internet, y las librerías, por desgracia, se van cerrando de nuevo... Pero ahora con la feria estamos aquí, en la calle, y es muy sencillo pasarse por aquí: más que venir a buscar algo concreto, animo a rebuscar y curiosear, a dejarse sorprender”.

Ligado a la feria y su origen se encuentra Kike Abarzuza, de la librería Iratxe, quien ha participado en las 37 ediciones, “desde que hace años, un grupo de libreros catalanes vino a Pamplona, recorriendo varias ciudades, para organizar ferias como las que se hacían en Barcelona y Madrid. Se pusieron en contacto con libreros locales y, tras unos años en colaboración con ellos, pasamos a organizar el evento nosotros directamente”. El librero navarro destaca que “este año la afluencia está muy bien”, como punto céntrico en la capital foral, y además “el público se arrima al mostrador y entran a la caseta, ya que son de muy fácil acceso”.

un inicio muy ‘festivo’ La coincidencia de las primeras jornadas de la feria con la celebración de San Fermín Txikito ha propiciado, a ojos de los libreros, un incremento de afluencia y también de compras. “Ha habido mucho público el fin de semana y lo que más ha salido es literatura infantil y juvenil, por las familias que se acercaban”, apunta Jose de Cus, de Bibliomanía, quien afronta, llegado desde Segovia, su tercera edición de esta feria literaria en Iruña.

Sin embargo, De Cus incide en que “tenemos de todo, esto es como una botica: teatro, poesía, ciencia ficción, novela negra, clásicos... Y viniendo de bibliotecas particulares o restos editoriales, suele haber solo un ejemplar de cada título, por lo que hay un abanico muy amplio”. Por ello, “aunque hay autores que la gente conoce y pide, otros son más de antaño y desconocido, así que la gente se mueve más por el impulso de encontrar precios muy asequibles. Hay ejemplares incluso desde 3 euros, menos que una cajetilla de tabaco”, bromea el librero segoviano.

una oferta especializada Los precios, géneros y ediciones para todos los bolsillos son parte del atractivo de la feria literaria, o, por ejemplo, encontrar ejemplares cuya temática está directamente relacionada con la Comunidad Foral, un trabajo previo que realizan algunos libreros antes de la feria, para poder habilitar un hueco que tenga cierta atracción extra especial para el visitante navarro.

Es el caso de la librería Luces de Bohemia, regentada por el zaragozano Andy Merino, quien acumula más de quince años de visitas literaria a Pamplona. Por ello, aunque en su puesto se puede encontrar de todo, como cómics de época o libros policiacos, este año ha hecho un “especial esfuerzo y trabajo” para poder ofrecer a los lectores navarros “un espacio y catálogo con mucha obra local”, desde “ejemplares de historia, ilustraciones, geografía y mapas...”. Estas obras acaparan gran parte de su stand, a la espera de una futura compra, ya que estos días “aunque de momento va bien, a las tardes del fin de semana se ha notado que había bastante gente, pero menos venta”, comenta Merino.

En este sentido, Txema Sandoval, escritor, actor y encargado de la librería Sekhmet de Vitoria, presume de “conocer a los navarros y pamploneses” desde la experiencia que brinda el sumar casi 30 años como participante en la feria, así que trae “cosas que sé que van a gustar”. Entre esta oferta se encuentran desde “temática local, la historia, filosofía, o, por ejemplo, de cocina, porque a los vascos y navarros se nos gana por el estomago”, afirma, entre risas, el vitoriano.

Como ejemplares a destacar desde la perspectiva y mirada local, Sandoval menciona “novelas históricas como puede ser Doña Blanca Navarra”, y entre los libros con más historia y antigüedad, se encuentra “un gótico del año 1.500”. Como curiosidad, también hay “un Quijote” que Sandoval compró “a una nieta del presidente de la República, y según ella pertenecía a su abuelo”, o una sección bajo el nombre El arte de matar, “con títulos relacionados con crímenes y criminales y su historia, que aunque en Madrid funcionó muy bien, aquí de momento no mucho”.

facsímiles y obras gráficas Atención, y mucha, acapara el stand de la librería Eurolibro, a cargo de Jose Antonio Valladares, cuyas estanterías acogen diversos facsímiles y obras gráficas. Valladares apunta que si bien lo suyo no es libro antiguo como tal, ya que son copias -numeradas en notaría, eso sí-, es la “forma de tener ejemplares cuyos originales están en la Biblioteca del Escorial, en el Palacio Real o en el Vaticano, y que valen millones de euros”. Los facsímiles que están a la venta estos días en la Plaza del Castillo tienen un precio desde los 100 euros, alcanzando la cifra de 8.000 algunos de ellos, “dependiendo de la cantidad de páginas y miniaturas”.

En estos primeros días de feria, ya han volado dos ediciones interesantes, a ojos del librero: “una Biblia de Pamplona, de la que solo hay dos originales, encargados por Sancho el Fuerte para él y su hermana, y que se encuentran en Amiens y Augsburgo; y también otra Biblia de aquí, de Navarra, que es la de Teobaldo I”. Ambas copias han sido ya reservadas, pero en el stand también se pueden encontrar títulos importantes como el libro Horas de Isabel la Católica, o el libro de Las Cantigas de Alfonso X El Sabio”, afirma Valladares, que lleva cuatro años asistiendo a la feria y siempre se coloca en el mismo lugar, porque “ya me van conociendo y saben dónde estoy”.

Para aquellos que aún no, la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión tomará la Plaza del Castillo hasta el próximo 8 de octubre. Ocasiones para perderse en ella no faltan, y libros, tampoco.

en corto

18 librerías de todo el Estado. En la 37ª edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión participan 18 librerías diferentes: Iratxe, El Bibliófilo y Abarzuza (Pamplona), Libros con Historia (Urroz Villa), Sekhmet (Vitoria), Eurolibro (Bilbao), Miren Zaitegui (Madrid) y Bibliomanía (Segovia), Cajón Desastre (Ponferrada), Valdezate, Pariente y Maxtor (Valladolid), Caracuel (Málaga), F. Núñez (Granada), El velo de Isis (Ezkaray), Luces de Bohemia (Zaragoza), Prólogo (Huesca) y Treserras (Barcelona).

Fechas y horarios. Hasta el 8 de octubre, en la Plaza del Castillo, con un horario de apertura de 11.00 a 14.00 horas por la mañana y 17.00 a 21.00 horas por la tarde.

Los viernes tarde, los sábados mañana y tarde y lo domingos a la mañana se amplia el horario media hora más.

Herramientas de Contenido