Al menos cinco agentes se unen a una fiesta que tenían que impedir

Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 13:00h

Fiesta.

Fiesta. (Pixabay)

Galería Noticia

Fiesta.

EEUUAl menos cinco policías de Detroit, en Michigan (EEUU), acudieron a una llamada que alertaba del ruido excesivo deuna iglesia nigeriana. Cuando llegaron, los agentes no hicieron que los fieles bajasen la música y parasen la fiesta, sino que se unieron a ellos. La iglesia ha publicado las imágenes del momento en sus redes sociales.