Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Sr. Canal: gracias por todo y hasta siempre

Por Valentín Urriza - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Es incuestionable que al presidente Luis Sabalza los socios y socias de Osasuna le vamos a estar siempre agradecidos por hacerse cargo del club cuando nadie quería saber nada de él. Pero del mismo modo, ha llegado la hora de dejar claro que aquello no puede justificar los errores cometidos a lo largo de sus casi tres años de mandato. Errores que, al menos los más relevantes, tienen un origen común: Fran Canal Hidalgo.

En octubre de 2015 el nombre de sr. Canal aparecía por primera vez en los papeles. El día 3 de ese mes Diario de Noticias publicaba que Sabalza confirmaba su contratación. Explicaba el presidente que formaba parte de un despacho de abogados madrileño del que es socio, se hablaba de él como “asesor del presidente” y que sus servicios los pagamos, siempre a ese despacho, con el presupuesto de Osasuna.

Nadie en ese momento informó a los socios-as sobre su incorporación. Ni sobre las tareas que se le asignaban en el club. Ni sobre su retribución. Cantidad (10.000 euros) que, tras dimitir y en marzo de 2016 desvelaba Eva Blanco. Cifra que fue revisada al alza hasta convertirse en “escandalosa” en palabras del exvicepresidente Pedro Baile, que también ha salido del club por la puerta de atrás.

Cinco meses después de aterrizar en Pamplona, el titular de la entrevista con la que el sr. Canal se presentó en sociedad dejaba claro cómo le veíamos los socios. “No soy un hombre de Tebas” aseguraba el 17 de febrero de 2016 en Diario de Navarra.

Pasados 310 días de esa publicación y tras meses de insistencia -para el recuerdo quedarán las evasivas de Sabalza, Ramírez, Baile e Iso cuando los compromisarios exigían información sobre Canal- el club se avino a presentar al que fue nombrado director general. Fue en una rueda de prensa celebrada el 22 de diciembre de 2016. Entonces, nadie tampoco pudo explicar qué es lo que hacía en el club.

El 29 de junio de 2017, 190 días después del nombramiento de sr. Canal como director general, aparecían publicadas en la web oficial las tareas de las que es responsable. Fue necesario exigirlo en un ‘’Osasuna Responde’’. Incomprensible.

Para entonces lo que sí sabíamos eran otras cosas sobre el señor Canal. Por ejemplo, que sus aparentes funciones se llegaban a solapar con las del gerente Ardanaz.

También que en El Sadar ya nadie movía, ni mueve, un papel sin su autorización. Y, además, que era capaz de compaginar sus labores en Pamplona con su condición de miembro del consejo de administración de otro club de fútbol al que llegó a representar ante la RFEF siendo ya “asesor del presidente”.

Ocurrió en el sorteo de la Copa del Rey celebrado el 18 de diciembre de 2015. “Fue un regalo jugar y eliminar al Madrid”, declaraba el asesor del presidente Sabalza y que, por entonces, estaba enfrascado en la defensa de los intereses del Cádiz en el asunto de alineación indebida del entonces madridista Cheryshev.

El 29 de junio de 2017, y después de que de forma reiterada se exigiera una aclaración, Osasuna publicó en su web oficial el documento que acredita la desvinculación de sr. Canal Hidalgo del Cádiz SAD.

Eso sí, lo que aún no ha publicado ni el sr. Canal ni Osasuna es un escrito, que también se le ha requerido en “Osasuna Responde”, en el que declare que no existen incompatibilidades entre sus actividades en Osasuna y las que su despacho desarrolla para otros clubes...

Mientras tanto, y por muchas veces que se haya solicitado, no hemos recibido ninguna información sobre el diagnóstico que hizo el director general al llegar a Osasuna. Hoy desconocemos cuáles iban a ser las primeras acciones (plan de choque) ni cuál es el plan estratégico que ha diseñado para cada departamento por temporada.

Puesto en contacto con el club en los últimos días para preguntar por los objetivos que la Junta Directiva ha fijado a sr. Canal para la temporada 2017-18 la respuesta fue tan sonrojante como difícil de encajar: “como en noviembre hay elecciones, será la nueva Directiva quien elabore un plan estratégico”.

Así que, mientras llegan las elecciones y dado que los actuales directivos no tienen asignadas responsabilidades específicas en el club, tal y como se aseguró en un Osasuna Responde, todo sigue estando en manos de... Fran Canal.

La cosa no se queda ahí. A pesar de los 20 millones de superávit que va a presentar el club, el sr. Canal no ha invertido un solo euro para reforzar la estructura que gestiona el club para conseguir Osasuna más eficiente que, por ejemplo, no castigue a socios y futuros socios con colas interminables para renovar o conseguir un abono. Por qué decide eso el sr. Canal, es algo que todos deberíamos preguntarnos.

En resumen, tenemos hoy un club orientado económicamente gracias a la generosa “Ley Osasuna”, a importantes ajustes salariales y de personal, a ingresos extraordinarios derivados del ascenso a Primera y a varios traspasos, empezando por la “chapuza Mikel Merino”.

Tenemos un club que vive de noticias “flash”, en su mayoría sin relevancia pero que distraen a la afición, una Junta Directiva con un criterio cuestionable y cuyos miembros carecen de responsabilidad en áreas específicas e incapaz de dirigir, exigir y controlar las acciones de su director general.

Tenemos un club desorganizado estructuralmente, falto de personal no deportivo y sin un plan estratégico. Y tenemos un club con una afición generosa y más pendiente del fichaje y resultado que de comprobar la “temperatura” interna de su club.

¡A sr. Canal, lo reconozco, hay que agradecerle los primeros auxilios. Pero hoy se demuestra incapaz de dirigir una organización como nuestro club y sus maniobras para controlar su vida social y acallar voces críticas (hablo en primera persona) acreditan, además, su poco respeto a la nuestra vida social.

Osasuna necesita un líder, con el que todo el personal se sienta identificado porque hace suyos sus métodos y sus objetivos. Y necesitamos un plan donde quede reflejado a dónde nos dirigimos y los pasos que vamos a dar.

Ya es hora de organizar el club, estructural y deportivamente, para sobrevivir en un mundo en el que somos una excepción. Un club en el que la cantera, entendida como la inversión sistemática en la formación de todos los profesionales que participan en su actividad (jugadores, técnicos, ejecutivos), sea la piedra angular a través de la que pivote la construcción de un club del siglo XXI. Para ello, el sr. Canal no sirve. Al contrario, es un elemento tóxico.

Por eso, hoy le digo: gracias por todo y hasta siempre sr. Canal.El autor es socio nº 3.725 y miembro de Osasuna 2020

Herramientas de Contenido

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »

Últimas Noticias Multimedia