Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Campaña contra la suciedad de los perros en las calles

Se estudiará crear un registro de ADN para identificar los excrementos sin recoger

R. Usúa - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Varios perros, jugando ayer por la tarde en la zona de esparcimiento habilitada en el parque de Los Llanos.

Varios perros, jugando ayer por la tarde en la zona de esparcimiento habilitada en el parque de Los Llanos. (R. Usúa)

Galería Noticia

estella-lizarra - El área de Servicios del Ayuntamiento de Estella está decidido a atajar de una vez el problema de suciedad que algunos perros, por supuesto con la responsabilidad de sus propietarios, generan en las calles de la ciudad e, incluso, está dispuesto a estudiar una medida drástica que ya se ha puesto en marcha en varios ayuntamientos del Estado y que consiste en tomar muestras de ADN de los canes para identificar después los excrementos sin recoger.

Así lo reconoce el alcalde y presidente de la comisión, Koldo Leoz (EH Bildu). “Queremos habilitar más zonas de esparcimiento para los perros, pero a la vez, realizar una campaña para acabar con la suciedad y concienciar a los propietarios. No puede ser que los animales meen en las esquinas, que haya excrementos por ahí tirados... Y eso es responsabilidad de los dueños. Luego queremos una ciudad bonita y limpia, pero para eso tenemos que colaborar todos”, comenta.

Dentro de esa campaña, se quiere implicar también a los escolares, que ya colaboraron hace unos meses en otra iniciativa sobre la limpieza viaria junto a la empresa concesionaria. “Queremos proponer a los colegios que, dentro de esta nueva fase, podamos trabajar con los escolares para intentar concienciar y educar a los propietarios de perros, que hagan encuestas sobre zonas de esparcimiento... A ver si entre todos lo solucionamos, porque es un problema importante. Hay algunas calles que a veces dan pena, y limpiar se limpia, eso está claro”, señala Leoz.

Por eso, está dispuesto a estudiar incluso una opción que sería bastante costosa, la del ADN, pero que ya han puesto en marcha otros ayuntamientos y, por lo que parece, con bastante éxito. “Vamos a mirar cómo sería su implantación, cuál sería su coste y luego veremos a ver qué se decide, pero estudiar, lo vamos a estudiar”, dice el alcalde, quien recuerda que en las localidades en las que ya funciona se analizan las heces, previo registro del ADN de los animales, “y es el propietario el que tiene que hacer frente al pago tanto del análisis como de la correspondiente multa”.

Para ello habría que crear un registro genético obligatorio para todos los canes, registro que en otras localidades se utiliza también para combatir otro problema grave, el del abandono de los animales.

Herramientas de Contenido