Dirección General de Cultura de Navarra

'Yo, la peor de todas;ni, denetan okerrena'

El proyecto cuestiona las formas de pensamiento dominante desde la crítica feminista y con el Museo de Navarra, Fundación Museo Jorge Oteiza y Centro Huarte como punto de encuentro.

Un reportaje de Ana Jiménez - Fotografía Iñaki Porto - Viernes, 29 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

‘Huyendo’, de Francis Bartolozzi, uno de los dibujos que se mostrarán y que pertenece a la colección del Museo de Navarra.

‘Huyendo’, de Francis Bartolozzi, uno de los dibujos que se mostrarán y que pertenece a la colección del Museo de Navarra.

Galería Noticia

‘Huyendo’, de Francis Bartolozzi, uno de los dibujos que se mostrarán y que pertenece a la colección del Museo de Navarra.Oskia Ugarte, del Centro Huarte de Arte Contemporáneo;Maite Garbayo, comisaria del proyecto;Fernando Pérez, director general de Cultura;Susana Irigaray, directora del Servicio de Museos;y Gregorio Díaz Ereño, director de la Fundación Museo Oteiza.

“El proyecto intenta ser un espacio de encuentro e intercambio de formas de conocimiento” - “Su temática no es solo femenina, sino un análisis de las epistemologías dominantes”

cuestionar las formas hegemónicas de producción y transmisión del conocimiento que han obviado a las mujeres, partiendo de la teoría crítica feminista, es el objetivo de Yo, la peor de todas/Ni, denetan okerrena, el ambicioso proyecto presentado por la Dirección General de Cultura de Navarra. Por primera vez, tres sedes diferentes -Museo de Navarra, Fundación Museo Jorge Oteiza y Centro de Arte Contemporáneo de Huarte- reunirán bajo un mismo hilo conceptual la obra de 24 artistas, en su mayoría navarras. La propuesta, comisariada por la investigadora y escritora Maite Garbayo, tendrá lugar del 27 de octubre al 4 de febrero de 2018.

En las salas de los tres centros convivirán así tanto obras artísticas de nueva producción como otras cedidas por las autoras, realizadas en diferentes soportes y técnicas -pintura, escultura, fotografía, videocreación, fanzine- y también se han programado talleres, residencias, laboratorios y conferencias. Distintas vías que se unen en “un espacio de encuentro, intercambio y exploración de formas de conocimiento, que posibiliten el retorno de saberes excluidos para cuestionar nuestra realidad contemporánea”, expuso ayer Maite Garbayo Maeztu, comisaria del proyecto, durante la presentación del mismo.

El Museo de Navarra acogió una numerosa presentación en la que los representantes de los centros Susana Irigaray, directora del Servicio de Museos;Gregorio Díaz Ereño, director de la Fundación Museo Oteiza;y Oskia Ugarte, del Centro Huarte de Arte Contemporáneo;junto a Fernando Pérez, director general de Cultura;acompañaron a Maite Garbayo, para presentar lo que definieron como “una propuesta arriesgada”.

El director general de Cultura, Fernando Pérez, señaló que se ha apostado “por un proyecto que cuestiona paradigmas que están muy asentados actualmente y que propone nuevas formas de abordar el hecho artístico”, algo que profundizo Maite Garbayo, comisaria del proyecto.

Garabayo lanzó varias preguntas que Yo, la peor de todas plantea, como “¿qué está legitimado como conocimiento y qué no?”, “¿quiénes están autorizados a producirlo y a ponerlo en circulación?”, o “¿quiénes tienen acceso a él?”. Cuestiones sobre las que se ha construido el concepto que unifica la obra de las 24 artistas, todo con un mismo punto de partida.

base en teoría crítica feministaEn ese sentido, una de las bases teóricas del proyecto ha sido la teoría crítica feminista, “a través de la cual he tratado de pensar y proponer otras formas de saber y conocer nuestra realidad, trabajando desde el conocimiento situado, desde el cuerpo y desde las existencias fronterizas”.

Maite Garbayo incidió en que no es “una exposición de mujeres artistas” -“hoy día no tienen mucho sentido”-, sino que se trata de “una exposición que participan mayormente artistas, que podrían identificarse como biomujeres”, siendo “no excluyente y que cumple con las leyes de paridad, aunque su temática no es lo femenino, sino un análisis de las epistemologías dominantes”, una reflexión que incluso recoge el propio título: Yo, la peor de todas.

“El título hace referencia a una frase de la monja, escritora y poetisa Sor Juana Inés de la Cruz, una de las autoras más relevantes del Siglo de Oro español, en clara alusión a su trayectoria intelectual: cómo era una mujer que ocupaba el espacio público de su época mostrando su saber y produciendo literatura y poesía, algo sumamente castigado en aquel entonces”, apuntó Garbayo. “¿Por qué no ha habido mujeres artistas o filósofas? Quizá no lo han hecho desde los lugares asignados para ello, sino desde otras zonas”, concluyó la comisaria del proyecto.

las tres sedes, ‘unidas’En cuanto a la distribución del proyecto, “tanto el Museo de Navarra como en el Museo Oteiza, serán principalmente una exposición”, apuntó Garbayo, mientras que “en el centro Huarte habrá sobre todo residencias, talleres y prácticas más procesales que en algún momento se podrán visitar”.

En el Museo de Navarra, “se va a exponer un biombo colonial del siglo XVII procedente del palacio de los Condes de Guendulain”, señaló Garbayo, que “personifica cuatro continentes en alegorías femeninas, hipersexualizadas como mujeres blancas, convirtiéndose en símbolo de la forma de conocimiento dominante”. Así, “habrá once artistas que trabajarán en torno al biombo” y también se trabajará con dibujos de Francis Bartolocci, pertenecientes a la colección del museo”, estableciendo de esta manera diálogos con propuestas contemporáneas y de otras épocas. La directora del Servicio de Museos, Susana Irigaray, manifestó no serán las únicas líneas de trabajo, ya que con estas nuevas obras de creación “se va a ocupar prácticamente todo el museo, e incluso “colocando también obra dentro de las vitrinas”.

En cuanto a la Fundación Jorge Oteiza, “siete artistas trabajarán en torno a la figura de Oteiza, teniendo en cuenta que se trata de un artista referente, desde distintas perspectivas: con, desde, hacia o contra su legado escultórico y teórico”. Al igual que en el Museo de Navarra, las nuevas creaciones convivirán con “la obra fundamental de Oteiza”, expuso Gregorio Díaz, director de la Fundación Museo Oteiza, “generando ese diálogo sobre el carácter social y estético de las artes como un todo en la obra de Jorge Oteiza”. Díaz asimismo reivindicó que “estamos construyendo una exposición que pretende acostumbrar a la gente a contemplar las exposiciones desde un ámbito bastante distinto al habitual”.

Por su parte, el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte presentará “distintas actividades, comenzando este 2 octubre con una residencia de realización de fanzine feminista”. Oskia Ugarte, miembro del equipo directivo del Centro Huarte de Arte Contemporáneo, señaló que el proyecto es “una oportunidad de aunar las miradas y necesidades de los centros particulares desde un foco común, generándose así una manera de trabajo de colaboración que hasta ahora no se había experimentado”.

De momento, la respuesta a este cuestionamiento acerca del conocimiento dominante, que ha obviado a las mujeres, o sobre cómo acercarse a otras formas de conocer la realidad contemporánea, aguardan entre las obras que se presentarán el próximo 27 de octubre. Yo, la peor de todas, despejará los interrogantes.

en corto

24 artistas participantes. En el Museo de Navarra: Amaia Molinet, Elba Martínez, Gentz del Valle, Laida Azkona, Leire Urbeltz, Maia Villot, Mirari Echávarri, Nerea de Diego, Taxio Ardanaz, Txalo Toloza, Txaro Fontalba;Francis Bartolozzi, recuperando dibujos de la colección permanente del museo;y un biombo novohispano de artista anónimo/a.

En Fundación Museo Jorge Oteiza: Elba Martínez, Iranzu Antona, Itziar Okariz, June Crespo, Lorea Alfaro, Maddi Barber y Txaro Fontalba;y Jorge Oteiza.

En el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte: Cristina Jiménez, Gelen Alcántara, Irati Fernández, Irati Gorostidi, Laida Azkona, Liébana Goñi, Rurru Mipanochia y Txalo Toloza.

Edición de un libro. En 2018 la Dirección General de Cultura editará un libro donde se recogerán distintos textos relacionados con los temas que sustenta el proyecto.