Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El robot o el médico muerto

Manuel Rekalde Glaria - Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria - Viernes, 29 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Why does the doctor have no face? (The Rolling Stones )

El otro día me contaron que en Japón ya hay un robot que hace de médico (un médico robot, si se quiere), y por lo visto acierta el 90% de los diagnósticos.

La información, aparte de graciosa, me dio que pensar. Lo primero que se me ocurrió fue que por aquí hace tiempo que se van ensayando prototipos de robots médico. Me refiero al nuevo tipo de profesional autómata obligado a seguir las instrucciones con que le bombardean a través del computador. De hecho, el comentario generalizado cada vez que hablo con alguien acerca de sus visitas a los médicos es que no les miraban, que estaban más pendientes de la pantalla.

El modelo robótico es estupendo para, ahora que hay pocos médicos y unos cuantos están de baja, solventar el inconveniente de que cada día le atienda un médico diferente (profesionales sanitarios, nos llaman ahora los expertos). Si su actividad está automatizada (como se propone en la prevalente política de calidad) es lo mismo que le vea un robot u otro.

La principal ventaja de un buen robot (los japoneses) es que son capaces de tirarse más de siete horas seguidas trabajando sin agotarse, hacer seis avisos un día, y además están programados para no bloquearse si sufren continuas interrupciones telefónicas o de otros tipos. Al robot le puedes poner cualquier cara y no se le altera, le da igual si haciendo un aviso domiciliario se le lleva el coche la grúa.

Supongo que el robot dará por concluida la consulta una vez sobrepasados los diez minutos reglamentarios, para después derivar al paciente frustrado a uno de los psicólogos que van a poner en los centros de salud, no sé si en un futuro también robots.

El otro día estaba pasando la consulta de un compañero ausente (uno más ) cuando un paciente me manifestó su decepción porque cada día le atiende un médico diferente, que echaba de menos la continuidad del médico de cabecera de toda la vida. ¡Pues que se espere a que lleguen los robots auténticos!, pensé yo.

Herramientas de Contenido