Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un autodidacta con un velero en Barcelona

Sin estudios ni formación en el trabajo de metales, el joven aprendió en INternet y llegó a fabricar mecheros-pistola

Un reportaje de J. Morales - Viernes, 29 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

los investigadores de la Guardia Civil que han conocido de cerca al que consideran “el mayor traficante de armas” en el ciberespacio clandestino no dudan en destacar que Javier F.N. es una persona “muy inteligente”, que combina su afición por las armas con sus conocimientos avanzados de Internet. “No tiene estudios ni formación en el trabajo del metales y él mismo fabricaba los cañones de las pistolas en bruto a partir de barras de acero”, explica un responsable de la operación. La pregunta es: ¿cómo aprendió un joven de 24 años a fabricar pistolas? “Es un autodidacta, aprendió en Internet. Él mismo nos reconoció que las primeras pistolas no le salieron muy bien, pero a base de ensayo y error consiguió un producto que tenía salida en el mercado negro”.

Además de constatar su juventud, los investigadores repararon en su elevado nivel de vida, con frecuentes viajes y cambios de domicilio, lo que incluso le permitió adquirir un velero que tenía atracado en el puerto olímpico de Barcelona. También disponía de “un coche deportivo modificado con apariencia de Ferrari”. “Cuando se quedaba sin liquidez, iba a Artica, a casa de sus padres, y fabricaba más armas”. Pero el joven no solo producía pistolas, también munición, lo que hacía que “su producto fuera más atractivo para los compradores, el pack completo”.

Uno de los hallazgos que más soprendió a los guardias civiles “por su peligrosidad, la facilidad de ocultación y el ingenioso diseño” fueron los mecheros-pistola, armas de fuego fabricadas a partir de mecheros cilíndricos corrientes. “Vaciaba el depósito de gas y le ponía un cañón, con un sistema de disparo. Nunca habíamos visto nada igual”.