Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

“Recortar en innovación es como intentar detener el tiempo parando un reloj”

Garmendia alerta del riesgo que corre Europa de quedar rezagada

Juan Ángel Monreal / Iñaki Porto - Sábado, 30 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Juan Carlos Franquet, José Antonio Sarría, Cristina Garmendia y Javier Aranguren.

Juan Carlos Franquet, José Antonio Sarría, Cristina Garmendia y Javier Aranguren. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Pamplona - Los cambios se viven, no se sufren. Y uno -una persona, una empresa, un país- tiene que adaptarse a ellos. Porque se convierten en la manera de vivir. Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación entre 2008 y 2011, presidenta ahora la fundación para la innovación (Cotec), insistió en esta y otras ideas y advirtió ayer de los riesgos que acarrea recortar el gasto en innovación. “La supervivencia del país depende de ello”, dijo en la sede de la CEN.

Invitada por la Asociación para el Progreso de la Dirección, Garmendia insistió en lo peligroso de unas políticas que, en el caso de España, han hecho retroceder el gasto a niveles del año 2004, con Navarra bastante mejor situada que la media, a pesar del recorte realizado en los últimos años de UPN. “Espero que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 entiendan que no podemos seguir así. No se trata de quién gobierne, pero hay que preservar la inversión en ciencia y en tecnología”.

Garmendia contrapuso el ejemplo de Navarra, “donde se ejecuta el 96% del gasto”, con el de España, donde apenas se ejecutan seis de cada diez euros. La función de Hacienda es destinar a cada departamento el menor gasto posible. Y una vez que lo ha hecho, intentar que no se ejecute”, dijo entre bromas la exministra.

En su charla, Garmendia reclamó a los asistentes, la mayor parte empresarios, que ayuden al Gobierno, sea del color que sea, y definió la innovación como “todo cambio no solo tecnológico, basado en el conocimiento, no solo científico, que genera valor, no solo económico”. Y advirtió asimismo del riesgo que corre Europa de quedar rezagada en una carrera en la que Asia es ya el principal actor. “Hace diez años, los 1.000 agentes innovadores más importantes del mundo gastaban más en Europa, luego en Estados Unidos y después en Asia. Hoy la primera y la tercera posición se han intercambiado. Esto significa que ya no somos el principal foco de atención”.

En un mundo cambiante, cuenta la geografía, cada vez más desplazada a Oriente, se invierte cada vez más en intangibles, en software en conocimiento, pero sobre todo importa llegar primero. “Hoy el consumidor -dijo Cristina Garmendia- está preparado para que aquello que lances al mercado no sea la última versión” y se vaya mejorando a partir de los errores. Y cambia también el modo de consumir. “Una economía basada en extraer, producir, usar y tirar directamente ya no es sostenible”, señaló. La producción pasa progresivamente de ser linea al ser circular. Se repara, se recicla y lo que antes era responsabilidad social pasa a estar integrado en el negocio. “Si en innovación nuestros datos como país son malos, en economía circular vamos bien, hay un pacto de estado y va a haber mucha financiación desde Europa”, dijo Garmendia.

Herramientas de Contenido