Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

1-O: respuesta única

Jesús Pérez Artuch - Sábado, 30 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Si desde Europa están mirando, aunque sea de reojo, la situación en Catalunya y la respuesta del Ejecutivo las conclusiones a las que pueden llegar quizás les recuerden tiempos no tan lejanos. Partiendo del hecho de que un pueblo representado en la mayoría del Parlamento catalán, que a través de la hoja de ruta de varios de los partidos que lo componen desarrollaban en su programa llevar a cabo un referéndum, creo que es legítimo que la población pueda expresarse libre y democráticamente sobre su sentimiento de identidad.

Los oídos sordos desde Moncloa dan como única opción atenerse a la ley, a una Constitución confeccionada hace ya 39 años y que demanda, por el paso del tiempo, una revisión y adecuación a la realidad y a las necesidades actuales de su ciudadanía. Rajoy, gran lector de discursos, se aferra al vocabulario: Estado de derecho, secesionismo, libertad, disparate, problema, unidad… para pasar a un tono amenazante cuando pone plazos para cumplir sus condiciones o advierte en no subestimar la fuerza de la democracia española, su palabra preferida últimamente, a la cual ha desvinculado de su significado original de pluralidad y tolerancia y no precisamente de victoria e imposición. España y democracia en la misma frase muchas veces me resulta cacófono. En la calle Génova no interesa el diálogo serio en torno a una mesa. Son más del recetario antiguo de jarabe de palo y llenan tres barcos con Policía española (que no cayucos como los que ahogan sus miserias a diario en las playas de España y Europa) no vaya a ser que los mossos les salgan insurrectos/as. Aunque con porra, pistola, casco y una orden que cumplir casi todas las policías siguen el mismo protocolo, bien sea en Belfast, Portugalete, Olot o Buenos Aires. El secuestro de papeles e investigación de puntos de información y divulgación no por ser algo, desde mi punto de vista, gravísimo en lo que llaman democracia, deja de ser nuevo (véase casos Egin o Egunkaria), pero entra dentro de su opción de respuesta antes de asumir que se puede, se debe hablar y escuchar aunque la opinión de la persona de enfrente sea diversa, en las antípodas de la mía y, a priori, no la compartan. El post 1 de octubre se llama lunes 2 de octubre y la cuestión y deseo de querer decidir va a seguir patente en un gran sector de la ciudadanía catalana (también en otras) por mucho que las FOP y la ley satisfagan y suplan las carencias de gestión políticas del PP.

Herramientas de Contenido