Distintos escenarios

Sábado, 30 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 10:06h

Lo de Cataluña cunde por estos lares y por ejemplo Imanol Karrera, responsable de LAB en Navarra, ha aprovechado el momentillo para decir que "más pronto que más tarde en Euskal Herria vamos a poner en marcha un proceso unilateral en favor de la soberanía de nuestro pueblo". Hombre, primero debería aclarar a quién engloba al usar "vamos", básicamente porque por ahora el volumen de independentistas difiere bastante entre País Vasco y Navarra e incluso está por ver que todos aquellos que votan nacionalismo vasco en ambos territorios estarían a favor de una independencia deEspaña llegado el caso. Que yo como con Cataluña ni juzgo ni apoyo, expongo, aunque que se consulte a los ciudadanos si se dan las condiciones y la demanda necesaria cuantitativamente me parece a donde se debería llegar en ambos casos, cada cual según sus situaciones. Lo obvio es que aquí, al revés que en Cataluña y muy desgraciadamente, algunos lo que sí pusieron y aún está muy reciente fueron casi 900 asesinados, extorsionados, exiliados y miles y miles de vidas mandadas a tomar viento, amén de un reguero de dolor descomunal, parte del mismo vertido, por ejemplo, entre civiles catalanes, sin por ello obviar los crímenes y abusos del Estado, lejos, no obstante, del terror medieval al que nos sometió ETA durante décadas. Por tanto, los escenarios políticos, sociales, jurídicos, de relación con el Estado, emocionales y de bastantes niveles son distintos, bien distintos, puesto que incluso muchos partidarios de igual no la independencia pero sí del derecho a decidir llegado el caso se mostrarían mucho más reticentes que en Cataluña. Y es que ir a alguna parte con según quien aunque el destino no te desagrade es como para no ir e incluso como para que no exista ni la opción. Eso, entre otros logros, consiguió ETA y su personal técnico, así que poco a poco y cuando toque si toca como que mejor.