Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

En fin

Desenterrar el agua de los secarrales

por javier arizaleta - Sábado, 30 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Tras los trabajos de limpieza y restauración que el Ayuntamiento de Estella-Lizarra está realizando con el motivo de localizar las juderías, uno se pregunta hasta qué punto nuestro subsuelo conserva todavía parte de la historia de este pueblo o si la memoria se podría dar por aniquilada. Un espolio consentido en muchos casos que pondrá muy difícil que los trabajos de restauración acaben aportando luz cuando durante siglos se ha intentado que desaparezcan todos los vestigios. Las juderías y castillos de Estella son unos pocos ejemplos de la riqueza del patrimonio que durante siglos se ayudó a fulminar en toda la Merindad. Estamos a tiempo de recuperarlo. Hemos visto esta semana en Oteiza que la iniciativa popular va por delante de las decisiones oficiales a la hora de preservar el patrimonio por pequeño o grande, por rico o sencillo que sea. Unos vecinos y vecinas jubilados han recuperado varios aljibes donde se recogía el agua. Unas pequeñas construcciones que reunían conceptos arquitectónicos con simples canales hidrográficos que permitían que auténticos secarrales fueran algo más habitables ya que permitían que hombres y animales bebieran las aguas allí recogidas tras las lluvias. Este grupo de jubilados nos muestra el mejor ejemplo que podemos dar a la hora de recuperar estas infraestructuras para que sigan entre nosotros aunque ya no les demos el uso para el que fueron creados. Es una actitud ejemplar de la que debemos copiar en todas las localidades. Para saber qué restaurar, primero hay que hacer un recuento de lo que hay. Empecemos por ahí. ¿Cuántos ayuntamientos tienen conocimiento de aljibes como estos y no ha hecho nada por recuperarlos? En fin vista la iniciativa de los de Oteiza ya no hay excusas.

Herramientas de Contenido