El Ega más limpio

Sábado, 30 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los voluntarios recogiendo basura, durante el auzolan.

Los voluntarios recogiendo basura, durante el auzolan.

Galería Noticia

Los voluntarios recogiendo basura, durante el auzolan.La zona del Azucarero acoge muchos residuos.Con parte de lo recogido se hizo una escultura en Los Llanos.

RUEDAS, carritos de la compra, señales, ropa, colillas, latas de refrescos, botellas y bolsas de chucherías... Esta lista no se refiere a lo que se puede encontrar en un contenedor, si no a lo que había en el río Ega. Objetos todos ellos que los voluntarios que acudieron a limpiarlo sacaron el pasado fin de semana y que pone en evidencia la falta de concienciación y la mala educación de muchas personas.

En el lado opuesto, están las setenta personas de todas las edades que participaron en la limpieza del río. Esta se llevó a cabo desde el puente de San Juan hasta el Santo Sepulcro, es decir, prácticamente todo el trayecto del río a su paso por Estella-Lizarra.

Como informan desde el Ayuntamiento, una de las entidades organizadoras de esta iniciativa, los principales focos de suciedad son aquellos que coinciden con zonas de reunión como el parque de Los Llanos, la zona del Azucarero o la calleja de Chapitel. Sí que se han sacado menos kilos con respecto al año anterior. Así en esta convocatoria han sido 700 frente a los 830, de 2016. Esto se debe, según el Consistorio “en parte por la falta de lluvia que ha generado menos riadas y, en parte, como resultado de la limpieza realizada el año anterior”.

Según las personas participantes, no deja de sorprender la variedad de residuos retirados del río, “que denotan todavía una gran falta de conciencia de la necesidad del cuidado de nuestros ríos”. Cabe recordar como anécdota que en la limpieza anterior apareció entre la basura un sable carlista que se va a donar al museo de la ciudad del Ega.

Tal y como se hizo el año pasado, en esta ocasión también se ha buscado darle la vuelta a la situación. De esta manera, con parte de los residuos recogidos, los artistas Mª José Recalde y Juan Sukilbide y parte de las personas presentes en el auzolan, elaboraron una escultura que colocaron en Los Llanos. “Como testimonio y reflexión de lo que estamos haciendo con los ríos, en los que los pequeños peces de basura son los que se comen al gran pez”, indican.

cartelesAdemás, en el marco de esta iniciativa, se entregaron carteles de sensibilización a agentes clave de la ciudad situados a lo largo del río, para que contribuyan con la difusión de la importancia del cuidado del Ega. En ellos se recoge que vivir en una ciudad con río “es una suerte”.

Este año han coincidido dos convocatorias para limpiar el río, por una parte la habitual realizada por la Asociación de vecinos del Barrio de San Miguel, comisión ciudadana de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Ega Kayak, Ekologistak Martxan Lizarrerria, Mugitu, Salvemos Los Llanos, la Sociedad de Cazadores y Pescadores Deportivos de Estella-Lizarra, la Sociedad de Pesca Deportiva El Esguín y el Ayuntamiento de Estella-Lizarra y, por otra, la propuesta por Cruz Roja, Decathlon y Fundación Biodiversidad. Ambas se unieron para realizar la limpieza conjuntamente. La jornada se completaba con una charla el miércoles en la biblioteca a cargo de Rubén Ladrera, miembro de la Fundación Nueva Cultura del Agua.

La concejala de Medio Ambiente, Emma Ruiz, califica como muy positiva la iniciativa y agradece a voluntarios y colectivos su trabajo. Ruiz considera que aún queda mucho por hacer. “Parece ser que se ha mejora algo, pero sigue habiendo mucha basura en el río y nos tenemos que concienciar de que no puede ser”.