Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Estella-Lizarra

La judería, de nuevo en la agenda

Sábado, 30 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Dos operarios del programa de Empleo Social Protegido, limpiando la zona de maleza el jueves.

Dos operarios del programa de Empleo Social Protegido, limpiando la zona de maleza el jueves.

Galería Noticia

  • Dos operarios del programa de Empleo Social Protegido, limpiando la zona de maleza el jueves.
  • Lienzo de la muralla en la zona en la que se va a intervenir.
  • Panorámica de una parte de la muralla de la Judería Nueva. En el año 2009 se restauró un tramo.

después de años en el olvido, el Ayuntamiento de Estella-Lizarra, con el asesoramiento del Centro de Estudios Tierra Estella, ha decidido volver a intervenir en una de esas joyas patrimoniales que guarda semioculta la ciudad del Ega, la llamada Judería Nueva (1135-1498). Para ello, va a contar también con la dilatada experiencia del gabinete Navark y de su arqueólogo Mikel Ramos, quien será el coordinador de los trabajos a realizar.

La puesta en marcha tras veinte años de ausencia de una línea de ayudas para la recuperación, conservación y divulgación del patrimonio por parte del Gobierno de Navarra , y la presidencia de la Red de Juderías-Caminos de Sefarad que ostenta actualmente Estella, han sido también argumentos favorables para acometer este proyecto, como asegura el concejal de Cultura, Regino Etxabe (EH Bildu), área desde la que se promueve el proyecto. “Con el asesoramiento del CETE, con quien estamos trabajando en varios temas, y animados por esas ayudas, vimos la conveniencia de seguir trabajando en la recuperación de la Judería Nueva. Y por eso contactamos con Navark, con Mikel, ya que conoce sobradamente la zona por haber trabajado ya ahí”, señaló Etxabe.

De momento, la intervención que se va a hacer va a ser modesta, ya que hay una modificación presupuestaria de 11.000 euros aunque ampliable a 15.000 en función de la cuantía final de la ayuda, pero la idea es continuar con los trabajos en años venideros. “La voluntad de este equipo de gobierno es que no sea algo aislado. Este tipo de trabajos son muy costosos para que pueda asumirlos solamente una entidad local, pero parece que el Gobierno de Navarra tiene intención de mantener las ayudas en el tiempo, y también recuperar los campos de trabajo, y lo importante en cualquier caso es empezar para luego seguir: en la Judería si aparecen cosas interesantes, en la zona de los castillos, etc”, señala.

La idea es que en octubre o a más tardar a primeros de noviembre pueda comenzar la intervención, que en cualquier caso no se dilatará demasiado en el tiempo, ya que tiene que ejecutarse este mismo año.

trabajos previos

Limpieza de la zona de la muralla

La pasada semana, -previamente a la intervención y a la espera de que el Ejecutivo resuelva la convocatoria de ayudas-, comenzaron los trabajos para desbrozar la zona exterior del tramo de muralla en el que se va a trabajar, situado frente a la nueva Hostería Curtidores. Se trata de una zona en la que no se había intervenido antes, -señalan desde el Ayuntamiento y el CETE-, y por eso se encontraba totalmente cubierta de maleza. Gracias a la labor de personal del programa de Empleo Social Protegido, esa parte de la muralla ya ofrece una buena panorámica.

“Estuvimos barajando varias posibilidades para intervenir, y se optó por seguir en la zona de la muralla, ya que hace unos años (en 2009) se restauró una parte”, explica José Miguel Legarda, miembro del CETE que ha colaborado junto a Toño Ros. “En principio se cree que ahí podría estar la parte del cierre de la muralla, una puerta de acceso a la Judería, y también es posible que aparezcan restos de construcciones, ya que hay documentación por ejemplo de que una casa que estaba fuera de la muralla cayó encima de La Tintotería, donde el molino (año 1311)”.

En cualquier caso, la intervención arqueológica no está totalmente definida, ya que se decidirá cuando se acabe de limpiar el área de maleza y se resuelvan algunas incógnitas sobre el terreno. “Entre el Ayuntamiento, Navark y nosotros decidiremos entonces qué actuaciones se pueden hacer, aunque ya es una buena noticia que se intervenga de nuevo ahí”, añade Legarda, quien asegura que es una parte de la ciudad que interesa mucho. “Cada vez que organizan una visita guiada, se llena”.

Desde que en 2009 se restauró parte de la muralla y se cortó el grifo de las ayudas por la crisis, solo se han realizado algunas excavaciones esporádicas, también dirigidas por el CETE (por el propio Legarda) y con voluntarios, que permitieron descubrir restos de muros, material de cerámica, algunas monedas etc. No obstante, se trata de una zona de propiedad privada y, lógicamente, tras la investigación, las catas se volvieron a cerrar.

un recurso interesante

Señalética y previsión de crear un sendero

Se encuentre lo que se encuentre, el concejal de Cultura considera que siempre es positivo realizar actuaciones de estas características y, de momento, es ya valioso que se vaya a descubrir a vecinos y visitantes un buen tramo de la muralla que permanecía prácticamente oculto.

Además, para poner en valor este interesante recurso turístico, y dentro del Plan de Señalización Turística del Ayuntamiento, va a haber tres paneles informativos relacionados con el pasado judío de la ciudad: uno junto a Santa María Jus del Castillo, la que fue la antigua Judería;otro más general en la zona donde se va a intervenir ahora;y otro, cuya ubicación no está decidida, que hará referencia al fosal de la Judería (cementerio).

Paralelamente, el área de Cultura, conjuntamente con el de Turismo del Ayuntamiento, están trabajando con el fin de habilitar un sendero que recorra la zona de los castillos y de la muralla de la Judería, proyecto para el que intentarán también obtener financiación. Consideran que sería una buena forma de potenciar esta zona, situada a las afueras de la ciudad.

de 1135 a 1498

La historia de la Judería Nueva de Estella

Tal y como se detalla en la web de la propia Red de Juderías-Caminos de Sefarad, los judíos que habitaban Estella “decidieron abandonar la vieja judería de Elgacena en la primera mitad del siglo XII y se instalaron en la ladera norte de una terraza del río Ega situada al sur de la ciudad, sobre uno de los meandros del río y bajo la colina donde en el último cuarto del siglo XIII se construiría el castillo de Belmecher”.

La conocida como Judería Nueva (habitada entre 1135 y 1498, cuando llegó la expulsión) ocupaba, -se explica-, una extensión aproximada de 35.000 m2 y se hallaba delimitada por una muralla en sus lados este, sur y oeste, donde están los muros del castillo de Belmecher. Por el norte, era vecina de las huertas del convento de Santo Domingo, de la que fue separada en 1307. La aljama incluía, además de viviendas, instalaciones comunales como un horno, carnicería, baños, un molino, una tintorería o un trujal. Disponía además de una sinagoga con sus instalaciones anejas.

Los edificios que conformaron la Judería ya no son visibles y sus restos están ocultos bajo el terreno y los cultivos. La única parte a la vista es la muralla que delimitaba y defendía el barrio, un lienzo “de unos 300 metros de longitud construido con piedra caliza de color blanco”. Dicho lienzo “se iniciaba a la altura de la cabecera de la iglesia del Santo Sepulcro y continuaba hacia el sur hasta envolver la larga loma donde se asentaba la Judería y, tras girar hacia el norte, culminaba en la fortaleza de Belmecher”.

Entre los datos curiosos que se citan en la web de la Red, en su referencia a Estella, se señala que hay constancia de que en el año 1366 habitaban en la Judería Nueva unas 85 familias. También se hace referencia a un capítulo oscuro, el asalto a la Judería en 1328 que se cobró muchas víctimas.

las claves

frase

“La voluntad de este equipo de gobierno es que no sea una intervención aislada”

REGINO ETXABE

Concejal de Cultura Ayto. Estella-Lizarra

El Consistorio trabaja con el CETE y con Navark en este proyecto

detalles

·Presupuesto. En esta ocasión, el presupuesto para la intervención arqueológica oscilará entre 11.000 y 15.000 euros (dependerá también de la cuantía de la subvención del Gobierno), aunque hay vocación de seguir trabajando en esa línea en los próximos años.

·Señales y un sendero. Al margen de colocar señales con paneles informativos, también se quiere habilitar un sendero por la zona de la Judería y de los castillos. Trabajan en ello de forma conjunta Cultura y Turismo.

300

Metros.La longitud de la muralla de la Judería Nueva es de unos 300 metros.

Herramientas de Contenido