En la zona cero de la crisis

Momento de actuar

El Parlamento de Navarra celebrará el 6 de octubre un pleno monográfico sobre la crítica situación de la Ribera. Un reciente informe de CCOO pone de relieve la necesidad de tomar medidas en este sentido. foto J.A. Martínez

- Sábado, 30 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un albañil trabaja en una obra de construcción en Cintruénigo.

Un albañil trabaja en una obra de construcción en Cintruénigo.

Galería Noticia

Un albañil trabaja en una obra de construcción en Cintruénigo.
El agro absorbió el paro que dejó de construcción, pero con empleo precario

cuando el próximo 6 de octubre, el Parlamento de Navarra dedique un pleno monográfico a la situación socioeconómica de la Ribera, los datos del exhaustivo informe elaborado por el sindicato CCOO en este sentido, justificarán por sí solos la celebración de esta sesión extraordinaria.

Los resultados de este documento, que maneja el comportamiento y la tendencia de indicadores tan sensibles como la tasa de paro, el estado de la tejido empresarial, la distribución del tejido económico en la comarca, la inmigración, los niveles de renta, el índice de pobreza o la desigualdad, son, a juicio del secretario general de CCOO Navarra, Chechu Rodríguez, “preocupantes” y requieren con inmediatez de la implicación decidida de Gobierno de Navarra, ayuntamientos y Consorcio EDER para elaborar, en un foro a tres bandas, un Plan de intervención integral que revierta la situación o, al menos, no la estanque y la alargue en el tiempo.

datos del origen

Destrucción del tejido empresarial y tasa de paro

La Ribera, entendida como Tudela y su comarca, representa el segundo núcleo de población más importante de Navarra, con un 14% del total de la población. A pesar de su ubicación estratégica, “ha sufrido un mayor impacto de la crisis en el deterioro empresarial y en la destrucción de empleo, lo que nos ha llevado a un empobrecimiento entre las capas más débiles y vulnerables”, resume la responsable comarcal del sindicato, Elena Arbiol.

Como muestra, de entre la maraña de números desfavorables, en los últimos siete años, la Ribera ha pasado de tener 6.237 empresas a tener 4.860, es decir, en el camino se han quedado 1.377. Sólo en el sector de la construcción, entre 2006 y 2019, se perdieron 229 firmas. Y como dato global, hay que apuntar que el 17% de las empresas que la crisis destruyó en el conjunto de Navarra eran de la zona de Tudela.

Como bien apunta Arbiol, “este deterioro de la actividad industrial tiene una correlación directa en la destrucción de empleo” y así lo constatan de nuevo las cifras: en el cuarto trimestre de 2016, la comarca registraba una tasa de paro del 11,65%, cuando en el resto de la Comunidad Foral se queda en un 10%, aunque en sí mismo no es el dato más preocupante.

Además, desde 2007, la tasa de paro se ha incrementado aquí 7,09 puntos mientras que en el resto de Navarra lo ha hecho en 5,73. “El patrón actual de tendencia de la evolución -aclara Elena Arbiol- es igual al del resto de Navarra;hubo un fuerte incremento del paro hasta el año 2013, donde se produjo un punto de inflexión a partir del cual comienza a descender de manera significativa, también en la Ribera”.

Aún así, la Oficina de Empleo de Tudela contabiliza un total de 7.268 personas en paro, a fecha de marzo de 2017, lo que viene a representar el 18% del paro registrado en Navarra. En los últimos diez años, el paro se ha incrementado en la oficina tudelana un 126%.

consecuencias

Los servicios se resienten, aguanta la industria

Esta circunstancia deriva directamente del desbarajuste sufrido por el tejido empresarial también en los últimos siete años. La Ribera ha perdido en ese tiempo más de una quinta parte de su tejido, conservando a día de hoy una fuerte atomización y predominio de la pequeña empresa. Del total (4.860 empresas), el 58% son empresas sin asalariados y el 25,8%, cuentan con entre uno y dos asalariados. Asimismo, en este territorio se contabilizan 122 empresas con más de 20 trabajadores (el 5,6% del tejido productivo). En esta coyuntura, el desplome de la construcción ha sido clave y ha arrastrado a todo el empleo de la zona. De hecho, su caída en la Ribera ha sido la más acusada de Navarra en los últimos siete años, un 33,6% frente al 26,1% de descenso que se sufrió en el resto de la Comunidad Foral. En este escenario, ha salvado los muebles la industria agroalimentaria (que ha absorbido a un porcentaje de los trabajadores de la construccción) y, en parte, la energética. Este extremo no ha impedido que en ambos hayan reducido sus activos, pero con menos impacto que en resto de la Comunidad Foral: la agro y las energías han perdido un 6,2% de sus empresas en la comarca (frente al descenso del 10,7% sufrido en Navarra). Por su parte, los servicios han pagado con virulencia esta situación, perdiendo un 21,3% de las empresas dedicadas a este sector frente al 15,8% acumulado en el conjunto de la Comunidad Foral.

Parte de la hecatombe que la caída de la construcción provocó en los trabajadores, fue absorbida por el sector agroalimentario, uno de los más boyantes de la región. Sin embargo, como alertan desde CCOO, hay que estar atentos a “las situaciones de precariedad y la falta de calidad del empleo en este sector”. En general, el sindicato hace extensiva esta llamada de atención sobre todas las industrias y servicios.

Y como consecuencia más perversa de todos estos indicadores, la pobreza y la desigualdad, asociados al bajo nivel de renta, se nutren en esta zona, donde la tasa de riesgo de pobreza es la más alta y el 32% de las personas están por debajo del umbral de pobreza.

cifras destacadas

Plan integral a tres y discriminación positiva

l 7.628 parados. Estaban inscritos en la Oficina de Empleo de Tudela, en marzo. En los últimos diez años, esta cifra ha ahumentado un 126,3%.

l 4.680 empresas. Hay actualmente en la Ribera. El 56,8% no tienen asalariados y el 25,8%, entre uno y dos. Hay 122 empresas con más de 20 empleados.

l Servicios.Este sector, que fue arrastrado por el resto, ha reducido en un 21,3% sus empresas en Tudela, frente al 15,8% del conjunto de la Comunidad Foral.

1.377

Empresas.Se han perdido en la Ribera desde 2009. De ellas, 401 eran del sector construcción.

realidad social

indicadores

l Renta media.La Ribera es la única región donde ha descendido la renta media por persona, concretamente en 43,85 euros, mientras que en el conjunto de Navarra ha crecido en 68,15 euros. También ha descendido en 150,3 euros la renta media por hogar y la tasa de riesgo de pobreza ha crecido 1,22 puntos.

l Pobreza anclada.La zona de Tudela, en el año 2014, presentaba una tasa de riesgo de pobreza del 37,6% y de pobreza severa del 13,6%. El 32,3% de la población ribera está por debajo del umbral de pobreza.

renta media

26.738

l Euros.Es la renta media por hogar en Tudela y comarca, es decir, 7.050 euros inferior a la de Pamplona y su cuenca. En cuanto a la renta media anual por persona, la de la Ribera también es la más baja de toda Navarra: 10.228 euros.