65ª EDICIÓN DEL ZINEMALDIA

James Franco se alza con la Concha de Oro y ‘Handia’ gana el Premio Especial del Jurado

Anahí Berneri (‘Alanis’), primera mujer que recibe la Concha de Plata a la mejor dirección en los 65 años del Zinemaldia

Domingo, 1 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El director y actor James Franco recogió ayer la Concha de Oro a la Mejor Película por ‘The disaster artist’ durante la gala de clausura.

El director y actor James Franco recibió la Concha de Oro a la Mejor Película por ‘The disaster artist’ (J.ETXEZARRETA)

Galería Noticia

El director y actor James Franco recogió ayer la Concha de Oro a la Mejor Película por ‘The disaster artist’ durante la gala de clausura.

donostia- El californiano James Franco consiguió anoche el máximo galardón que concede el Festival de Cine de San Sebastián para su película The Disaster Artist, un homenaje al estrafalario artista Tommy Wisau, creador de la mítica The Room, conocida como “la peor película del mundo”. O un homenaje al cine hecho por amor y la prueba de que “los sueños se consiguen”.

“En estos tiempos de locura espero que sirva para poner un poco de luz e inspiración”, dijo Franco en el escenario del Kursaal al recoger el premio, que agradeció en castellano y en euskera. “Todos estamos locos y tenemos grandes sueños”, añadió.

Franco, que también protagoniza la película, aseguró que nunca olvidará su paso por San Sebastián, entre otras cosas porque tuvo que pasar la noche previa en el hospital acompañando a su novia, que tuvo “un problema”. Por una vez, los críticos, el público y el jurado del Festival de Cine, presidido por John Malkovich, han coincidido en las virtudes de un filme que, sin revolucionar el lenguaje narrativo, ni sorprender con formatos o colores, ha cumplido con la misión más infalible: es muy divertida. Una película que no solo tiene fecha de estreno, el 26 de enero de 2018, sino también prevista su distribución mundial como probable candidata a los Oscar.

La película vasca Handia, de los directores Aitor Arregi y Jon Garaño, obtuvo el Premio Especial del Jurado con una historia en la que dan vida a un personaje real del País Vasco del siglo XIX, el llamado gigante de Altzo, con cuya fascinante historia recuperan el mito, pero sin olvidar la vertiente humana de un hombre que creció sintiéndose solo y diferente.

El año de Argentina en el Zinemaldia no ha podido terminar de mejor manera: la directora Anahí Berneri ha logrado el galardón como la mejor realizadora, un hito en la historia del Festival ya que en los 65 años de trayectoria es la primera vez que lo gana una mujer. Y su actriz protagonista, Sofía Gala, se lleva la Concha de Plata por su extraordinaria composición en la misma película, Alanis, de una joven prostituta y madre, toda dignidad y sentido común. Berneri se lo dedicó a las mujeres “fuertes”, cineastas y madres, y a las que han inspirado su película. Pero no era prostitución ni lumpen lo que Berneri quería mostrar, sino pobreza, agravios de género y un gobierno que esconde la cabeza como el avestruz para no ver lo evidente;para Bernerí el cine es lucha, compromiso. Además, Alanis se llevó el premio de Cooperación española.

En cuanto al Mejor Guión, fue para Diego Lerman y Maria Meira, por la argentina Una especie de familia, la historia de los primeros días de vida de un bebé nacido en un entorno de pobreza extrema a quien su madre da voluntariamente en adopción.


el valor de la diferencia Los realizadores de la película vasca Handia, galardonada ayer con el Premio Especial del Jurado -además del Premio Irizar del Cine Vasco-, Aitor Arregi y Jon Garaño, se mostraron felices por el reconocimiento en un certamen con el que han crecido, donde hace diez años presentaron su documental Lucio y hace tres compitieron en la Sección Oficial con Loreak, un momento muy importante para ellos porque supuso “un sueño” para este equipo de directores, del que también forma parte José Mari Goenaga.

“Lo de hoy no se puede de describir. Somos los campeones del mundo recibiendo este premio porque para nosotros es todo”, subrayó Garaño. Arregi dedicó el premio a “los de casa”, pues son quienes les han ayudado “a llegar hasta aquí y a mantener los pies en la tierra”. De Handia, la historia en euskera sobre el Gigante de Altzo, el jurado destacó “la originalidad de su propuesta, que logra comunicar la esencia de un país y el valor de la diferencia”. Handia se sitúa en una época donde la tensión entre el viejo y el nuevo mundo era evidente, un yin y un yang que también se manifiesta en la relación del gigante con su hermano, uno partidario de los cambios y otro que quiere que las cosas continúen como están.

En el marco del Premio Especial del Jurado, se concedió por unanimidad una mención especial a la película belga Ni jueza, ni sumisa, que aborda los casos reales de una particular magistrada de Bruselas, Anne Gruwez, al considerar que contemplar su trabajo diario en los juzgados ha constituido “una experiencia única”. - Efe

Más sobre Cultura

ir a Cultura »