Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

“Llegué a Gurs con 7 años y recuerdo pocas cosas, pero no olvido el barro”

Ricardo Arruti, nacido en Irún, es uno de los pocos supervivientes que aún quedan del campo de Gurs

Domingo, 1 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Familiares de Víctor García-Serrano, portando su foto en le cementerio del campo de Gurs.

Familiares de Víctor García-Serrano, portando su foto en le cementerio del campo de Gurs.

Galería Noticia

  • Familiares de Víctor García-Serrano, portando su foto en le cementerio del campo de Gurs.

Pamplona- Ricardo Arruti es uno de los pocos supervivientes que aún pueden contar lo que vivieron en el campo de Gurs. Este hombre, nacido en Irún en el año 1928, ocupó un lugar especial en el acto de homenaje al que también acudieron otros dos supervivientes: José Sola y Luis Ortíz.

Arruti entró en el campo de Gurs con tan solo siete año, siendo un niño. “Tuve la suerte de que en mi andadura por todos los campos de concentración, primero en este y después en otros tres, siempre pude estar junto a mis padres”, aseguró. Debido a su corta edad y al tiempo que ha pasado desde entonces reconoció que no tiene muchos recuerdos, pero hay cosas que no olvida. “Lo que si me acuerdo es del barro, de que había mucho”, indicó.

Sí guarda más imágenes en su memoria de los otros campos y de la gran cantidad de niños que había en ellos. “En el último que estuve ya era más mayor y a nosotros nos mandaban cuidar de los más pequeños”, relató.

El es el menor de diez hermanos, y, aunque tuvo la suerte de estar con sus progenitores durante este camino, no pudo compartir estos duros años con sus hermanos, a los que la guerra disgregó por el mundo. Él, aseguró, tuvo la suerte de poner volver a su Irún natal con 15 años.

Aunque reconoció que no es la primera vez que visita el campo, antes siempre lo había hecho de una manera más privada. En esta ocasión acudió acompañado de sus familiares, pero de quien más apoyo recibió fue de su mujer, María Cristina Eguiazabal. - L.H.

Herramientas de Contenido