Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

atletismo 12ª Roncesvalles-Zubiri

“La Roncesvalles-Zubiri es la carrera de mi vida”

medio maratón antonio etxeberria ofrece una nueva exhibición y se corona por octava vez en nueve años. ana llorens vuelve a lo más alto del podio tras no participar en 2016

Iñigo Munárriz / Javier Bergasa - Lunes, 2 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Antonio Etxeberria, tras proclamarse campeón, junto a Ana Llorens, vencedora de la prueba femenina.

Antonio Etxeberria, tras proclamarse campeón, junto a Ana Llorens, vencedora de la prueba femenina. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Antonio Etxeberria, tras proclamarse campeón, junto a Ana Llorens, vencedora de la prueba femenina.
  • Pilar Cirauqui, tercera clasificada.
  • Varios corredores abordan con precaución una bajada.
  • Un peregrino, por uno de los tramos del Camino de Santiago.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- Manos al aire, suspiro y gesto de satisfacción. Cada octubre el mismo ritual, la misma escena en la retina, el mismo sonido de zanpantzar y, por supuesto, el mismo protagonista. Antonio Etxeberria se llevó la 12ª Roncesvalles-Zubiri y ya son ocho los triunfos que adornan su prolífico currículum. “Lo importante era ganar porque es una carrera que ya es parte de mi vida. La novena vez que corro, la octava que gano... La Roncesvalles-Zubiri es parte de mi vida”, declaró Antonio.

El del Beste Iruña se limitó a escribir su guión. Impuso un ritmo alto desde el comienzo, fue controlando los tiempos, dosificando el esfuerzo, manejó la renta en el último tramo y entró en Zubiri en solitario. Victoria marca de la casa, de manual, la de toda la vida. Etxeberria, eso sí, acabó lejos del récord -en su poder desde 2014- porque el día no estaba para florituras. Con el asfalto mojado, la última bajada es algo traicionera y el pamplonés optó por levantar el pie y no arriesgar. “He salido a ritmo, me he ido solo desde el principio y al final a correr cómodo y fácil”, relató el ganador.

Etxeberria viene de unos meses complicados en los que ha tenido que lidiar con problemas lumbares y durante el periodo estival optó por la bicicleta como método de entrenamiento. Ahora, a sus 40 años, es más selectivo que nunca. “El calendario es muy apretado y quiero llegar bien a final de temporada, como llegué este año, que estaba en unos de mis mejores momentos”, afirmó. A estas alturas de su carrera Antonio decide ir partido a partido y confesó que está en el aire su participación en la prueba de 2018.

El primero de los mortales fue Mikel Etxamendi, que cosechó una segunda plaza que le supo a gloria. “Ya sabemos que Antonio se va a ir desde la salida y nuestra carrera es del segundo para atrás”, expresó el corredor de Viscarret, localidad a tan solo 13 kilómetros de Zubiri. Etxamendi vivió un intenso mano a mano con Álvaro Ramos -tercer clasificado- durante buena parte de la prueba hasta que dio un cambio de ritmo en la bajada de Lintzoain y cruzó el arco de meta con tranquilidad.

Después de aquellos que luchan por subirse al podio comenzó el habitual y constante goteo de corredores. Alrededor de 1.000 atletas tomaron la salida en una de las pruebas más asentadas del calendario navarro.

prueba femeninaAna Llorens fue la primera fémina en cruzar la línea de meta y tras cubrirse con una toalla marchó rauda a abrazar a su hijo de un año. Ana venció en 2015 y el año pasado no pudo participar por el embarazo, por todo ello, retornar a Zubiri con una victoria es una sensación muy especial. “Cada triunfo ahora sabe el doble mejor porque cuestan. Los triunfos cuestan y cuanto más cuestan más se disfrutan”, declaró.

Y le costó porque llegaba a la cita con molestias. “El domingo pasado, entrenando, tuve un pequeño percance pero me he cuidado toda la semana porque es una carrera muy bonita. La organización es de las mejores de España”, explicó la vencedora, que hace escasas fechas festejaba la gran actuación de su marido, Ioseba Fernández, en los World Roller Games de China, donde se colgó una medalla de oro, dos de plata y una de bronce.

Ana declaró que las carreras por el monte no son sus predilectas y que tras alcanzar el Alto de Erro, y sabedora de que tenía margen suficiente, optó por no forzar. Ahora seguirá preparando medios maratones y valorará su participación en el Campeonato de España.

La segunda plaza se la adjudicó Paula Figols, que ha participado en las últimas cuatro ediciones, mostrando una evidente progresión. “El primer año quedé la cuarenta porque era la primera carrera larga que hacía;el segundo, la décima;el año pasado, la cuarta y éste segunda”, expresó con una sonrisa.

“Es una carrera más dura de lo que parece. Hay subidas, bajadas y en algunos puntos es muy técnica. Es más dura que una media de asfalto, pero es muy bonita”, concluyó.

Al tercer cajón se subió Pilar Cirauqui que no participaba desde 2014 y que sufrió en las bajadas a causa de la lluvia. “He apoyado las manos un par de veces, no me he caído, pero he tenido que bajar con mucha precaución”, explicó.

Cuando se habla de Zubiri es inevitable pensar en Serafín Zubiri. El músico estaba ayer en la zona de meta disfrutando del ambiente y se comprometió no solo a correrla por tercera vez, sino también a bajar de las dos horas. “Yo estoy en dos horas y cuatro minutos y con entrenamiento y preparación podría bajar de las dos horas. Es algo que tengo en mente y a ver si puede ser el año que viene”, afirmó y añadió: “Estamos disfrutando un año más de la carrera, con el ambiente que se forma y estamos muy contentos de la respuesta que tiene la prueba”.

Un evento que reúne a cientos de personas y que pone a Zubiri en el mapa. “Posiblemente es el evento más importante del año y eso se nota. Estamos contentos de ser creadores de la idea y de ser partícipes de ella”, manifestó.

La Roncesvalles-Zubiri echó el cierre hasta el próximo octubre. Los años pasan, la prueba se consolida, gana peso en el calendario y fama entre los corredores. Eso sí, hay una cosa que nunca cambia: Antonio Etxeberria cruzando la meta con los brazos apuntando al cielo.

la cifra

1h.14:39

marca. Antonio Etxeberria paró el crono en 1h.14:39, lejos de su mejor marca de 1h.12:10. Ana Llorens firmó 1h.35:02 por lo que el récord de Laura Sola de 1h.27:33 no peligró.

trail nocturno

12 kilómetros. En el trail nocturno del sábado participaron 84 corredores y manifestaron su agrado por la iniciativa.

Herramientas de Contenido