Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Marta Sexmilo jugadora de pádel

“Mi mente sigue en el tenis, pero el pádel me da la competición que necesitaba”

Tras su retirada obligada del tenis, Marta Sexmilo sació su gen competitivo con el pádel y aunque prioriza sus estudios de Periodismo, ya es la séptima mejor de Navarra

Iñaki Sevillano - Lunes, 2 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Marta Sexmilo golpea la pelota durante uno de sus últimos partidos de tenis.

Marta Sexmilo golpea la pelota durante uno de sus últimos partidos de tenis. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

  • Marta Sexmilo golpea la pelota durante uno de sus últimos partidos de tenis.

pamplona- A Marta Sexmilo (Pamplona, 11 de junio de 1996) le impusieron la retirada cuando llamaba a la puerta de la élite del tenis. No fue una lesión, tampoco una dura derrota: a Sexmilo la apartó la falta de dinero. Sin opción de progreso en el deporte al que ama, el pádel le tendió la mano de improviso y le regaló la oportunidad de satisfacer su afán competitivo. Empezó en febrero y ya es la séptima mejor jugadora de Navarra.

¿Fue su necesidad de competir la que la empujó a pasarse al pádel?

-Justamente cuando dejé el tenis, no me planteaba jugar al pádel. A partir de unos cuantos meses, me llamaron para probar con una chica que se había quedado sin pareja a última hora, a pesar de que yo nunca había jugado al pádel. Lo hicimos bastante bien y me volvió a venir el gusanillo de competir. Soy una persona muy competitiva, me encanta la competición, y es una de las razones por las que he empezado a jugar al pádel.

¿Aceptó de buen grado el ofrecimiento del pádel o tuvo reservas por considerarse aún tenista?

-Yo siempre he dicho que soy tenista y lo sigo diciendo, pero fue algo precipitado porque me llamó Maite Gabarrús, que fue mi entrenadora y nos llevamos muy bien. No tenía tiempo de pensarlo, ni tenía nada que hacer en esas semanas, y dije que sí muy rápido porque competir me encanta. No me arrepiento.

¿Volvería ahora al tenis teniendo los 30.000 euros necesarios para competir?

-Ahora mismo te diría que no. Cuando lo dejé, fue una decisión obligada y entonces por supuesto que habría vuelto atrás. Pero ahora he cambiado de chip. Entendí que la vida me ofrece otras cosas a parte del tenis a nivel profesional. Ahora es el momento de estudiar y de jugar al pádel, un deporte que me encanta, aunque siempre tendré en un primer puesto al tenis. La cosa es que volver a competir y entrenar al tenis se me hace difícil, sobre todo porque tuve un objetivo muy ambicioso y dedicarme menos tiempo ahora a ello es algo que me llama menos la atención que conocer un nuevo deporte como el pádel, empezar a competir en él y ver hasta donde puedo llegar.

¿En el pádel no necesita esa financiación por tener objetivos menos ambiciosos?

-En el pádel estoy empezando, llevo jugando solo desde febrero. He jugado solo un torneo a nivel nacional, que fue en el País Vasco, y solamente estoy jugando los circuitos absolutos de aquí. Ahora vamos a ir con la selección de Navarra a Barcelona, pero tampoco me estoy moviendo como lo hacía en el mundo del tenis. De momento voy poco a poco, estoy a nivel regional y veremos si el devenir de las cosas me permite jugar otro tipo de torneos.

Tengo la sensación de que le va a costar dejar el tenis atrás.

-El tenis desde muy pequeña ha sido mi deporte por varias razones: porque me he dedicado profesionalmente a él, porque le he dedicado muchísimas horas y porque ahora mismo estoy de entrenadora en Oberena. Mi mente sigue puesta en el tenis, pero el pádel me da esa competición que me faltaba y, como persona competitiva, lo necesitaba.

¿Hasta qué punto pudo adaptar sus características del tenis al pádel?

-Hay mucha gente que piensa que si has jugado al tenis, sabes jugar al pádel, pero para jugar bien a cualquier deporte, por pequeño que sea, hay que entenderlo. Es cierto que en el tenis tienes muchas cosas que te ayudan. Tienes algunos recursos que las personas que solamente han jugado al pádel no tienen, pero, a la vez, a ti te cuesta coger cosas que a la gente que ha empezado a pádel no.

Actualmente es séptima en el ranking navarro de pádel, ¿se le hace raro no verse en el número uno?

“En el pádel espero llegar, por lo menos, al nivel de Cristina Torrens, porque el de Maite Gabarrús es ya de torneos internacionales”

“Entrenar al tenis se me hace difícil. Tuve un objetivo ambicioso y dedicarme ahora menos tiempo a ello es alg

-Para nada, al revés. Con lo poco que llevo jugando, verme la séptima me sorprende para bien. Hay muchísima gente en Navarra que lleva mucho tiempo entrenando y es muy normal que estén por delante. Por supuesto, aspiro a más, mi intención es hacerme un hueco ahí entre las mejores, pero entiendo perfectamente que hay gente que se dedica a eso y está jugando torneos internacionales, como Maite Gabarrús.

¿Cree que podrá alcanzar, dada su juventud, el nivel de Cristina Torrens o Maite Gabarrús?

-Si sigues jugando, vas cogiendo un nivel que te lleva a estar arriba. Cristina tiene 40 años y supongo que bajará su nivel o dejará de entrenar. Yo si hago algo, lo hago hasta el final, y desde que me puse con el pádel dije que quería entrenar para mejorar mi nivel. No soy una jugadora que se conforma con jugar torneos, quiero hacer las cosas lo mejor posible y seguiré entrenando en lo que los estudios y el tenis me lo permitan. Espero llegar, por lo menos, al nivel de Cristina, porque el de Maite es ya el de torneos internacionales.

¿Si no gana los torneos no está satisfecha?

-En el último torneo les hicimos a Maite y Cristina un tercer set, que hacía mucho tiempo que nadie lo hacía. Me quedé con una sensación agridulce, porque tuvimos serias opciones de ganar. Todavía están a un nivel muy por encima, pero en ese partido no las vi tan lejos.

¿Siempre se aprende más de una derrota?

-Eso siempre. Las victorias maquillan un poco el resultado, siempre parece que eres muy bueno y la realidad es que tienes cosas que mejorar. Siempre que pierdes piensas en el porqué, te comes más la cabeza y se mejora mucho más.

¿Cómo fue su experiencia con la selección de Navarra?

-La selección llama a las 10 mejores del ranking, porque se juega a 5 parejas más dos de reserva y yo entonces estaba la número 10 justo. La llamada fue una sorpresa, porque llevo muy poco tiempo jugando, pero, por supuesto, tenía muchas ganas de competir y de ver el nivel nacional para coger la perspectiva necesaria para ver qué me falta para llegar a él.

¿Para alcanzarlo sigue entrenando las 5 horas diarias que hacía en el tenis?

-No. Cuando te dedicas a un deporte, entrenar 5 horas es lo adecuado, pero no soy profesional del pádel. Estoy estudiando, estoy haciendo prácticas en Cope Navarra y tengo otras cosas que hacer, así que no puedo dedicarle todo el tiempo que me gustaría.

¿Prioriza el Periodismo a todo?

-Sí. Siempre he sabido que los estudios estaban ahí y me apetecía retomarlos con fuerza. Es una carrera que me apetece mucho. Me gusta mucho la profesión, la radio en especial, y por supuesto que mi prioridad es formarme bien, estudiar en una buena universidad, conseguir un buen trabajo y, por supuesto, seguir haciendo deporte, que es lo que me encanta.

¿Cree que su pasado en el tenis le puede abrir más puertas?

-No es que lo crea, sé que es así. En una comunidad pequeña como Navarra nos conocemos todos y una persona que ha llegado a mi nivel en Cataluña no sería noticia, porque hay mucha gente. La gente te tiene más en cuenta porque han escuchado hablar más de ti, no por otra cosa.

Herramientas de Contenido