Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Presión internacional contra la represión policial y judicial y en defensa del diálogo en Catalunya

La Comisión Europea advierte a Rajoy: “La violencia no puede ser instrumento de la política”
La UE deja en evidencia al presidente al criticar su respuesta policial a la cuestión catalana

Martes, 3 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La Policía española, en una de las cargas del domingo.

La Policía española, en una de las cargas del domingo.

Galería Noticia

La Policía española, en una de las cargas del domingo.Unos castellers, en una jornada reivindicativa ante la Sagrada Familia en 2014.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Pamplona- Tras meses de cautela y perfil bajo con la excusa de que se trataba de un asunto interno de España, la Comisión Europea decidió ayer intervenir de lleno en la crisis catalana con un llamamiento al diálogo entre Madrid y Barcelona. El punto de inflexión han sido las imágenes de violencia en las cargas policiales en Catalunya durante el 1-O, que han hecho saltar las alarmas en todas las capitales de la UE, en la ONU y en las organizaciones defensoras de los derechos humanos. “La violencia nunca puede ser un instrumento en política”, sentenció una declaración formal del Ejecutivo comunitario que leyó ayer su portavoz, Margaritis Schinas.

El jefe del Gobierno habló ayer con el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, y el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, para abordar los incidentes que rodearon la celebración de la consulta. La UE evitó desautorizar a Mariano Rajoy, pero reclamó a las partes avanzar hacia el diálogo. En su charla, Tusk le trasladó su apoyo al orden constitucional de España pero también le reclamó un esfuerzo para evitar más tensiones y el uso de la fuerza. En su primera referencia a la situación catalana, pidió a Rajoy impedir una “mayor intensificación de la violencia” en Catalunya.

“Acabo de hablar con Mariano Rajoy. Compartiendo sus argumentos constitucionales, he apelado a encontrar formas de evitar una mayor escalada de violencia y del uso de la fuerza”, resumió Tusk, que en sus tres años en el cargo había evitado hasta ahora pronunciarse sobre la cuestión catalana, una prueba más de la inquietud que reina en Bruselas.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, reiteró a Rajoy el apoyo al orden constitucional y la posición de la institución comunitaria respecto al referéndum. Fuentes comunitarias señalaron que Juncker participó en la conversación con “ánimo de escucha” y que explicó la posición del Ejecutivo comunitario, hecha pública unas horas antes en la rueda de prensa diaria de la institución. El portavoz jefe de la CE, Margaritis Schinas, leyó en esa rueda de prensa una declaración de la CE que exige que las partes pasen “de la confrontación al diálogo”. “Hacemos un llamamiento a todos los actores para que avancen muy rápidamente de la confrontación al diálogo”, señaló la CE. El portavoz aclaró, no obstante, que de momento Bruselas no tiene intención de ejercer de intermediario o de árbitro entre el Gobierno y la Generalitat, tal y como reclama el Gobierno catalán.

El Ejecutivo comunitario indicó que confía “en el liderazgo de Rajoy” para gestionar “este difícil proceso” y recordó que, según la Constitución española, la votación no fue legal y que, para la CE, tal y como el presidente Juncker ha reiterado repetidamente, “este es un asunto interno de España”.

“Reiteramos asimismo la posición jurídica mantenida por esta Comisión, así como por sus predecesoras. Si un referéndum se organizara en consonancia con la Constitución Española, ello significaría que el territorio que se saliera se encontraría fuera de la Unión Europea”, recordó Bruselas. Asimismo, la CE consideró que “más allá de los aspectos puramente jurídicos de este asunto, son tiempos para la unidad y la estabilidad, no para la división y la fragmentación”.

condenaLa crisis catalana monopolizó la rueda de prensa diaria de la Comisión, con casi 50 minutos de preguntas de periodistas de todos los países miembros. La mayoría interpelaban al portavoz sobre la violencia y las cargas policiales del domingo. Schinas eludió, no obstante, una condena expresa y quiso ir más allá de su contundente declaración inicial de que “la violencia nunca puede ser un instrumento”. Y aunque lo cierto es que la UE ha tratado a toda costa de no desaprobar abiertamente a Rajoy, su decisión de intervenir finalmente no deja en buen lugar al presidente, que quería mantener la crisis catalana como un asunto doméstico.

Los líderes europeos expresaron su apoyo más o menos tibio al Gobierno español pero con una defensa de una estrategia alternativa hacia Catalunya. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, habló por teléfono con Rajoy, a quien transmitió su compromiso con “la unidad constitucional de España”, informaron fuentes del Elíseo. El portavoz del ministerio francés de Exteriores destacó, no obstante, la confianza en la capacidad de la democracia española de conducir un diálogo político apaciguado, en el marco de la legalidad constitucional”, dijo, sin hacer alusión a la actuación policial durante la jornada del 1-O.

El Gobierno francés se ha distinguido en los últimos días por ser uno de los más contundentes dentro de la UE en su defensa de la integridad territorial de España y de la búsqueda de una solución dentro de la Constitución. Sin embargo, los influyente medios de comunicación franceses se mostraron ayer más críticos que su Gobierno con la situación con la reacción de las autoridades españolas.

Por su parte, el Gobierno alemán dijo que confía en que la situación se calme con rapidez en Catalunya “sobre la base del Estado de Derecho y el diálogo y, por supuesto, en el marco de la Constitución española”, según señaló un portavoz del Ejecutivo germano.

De forma paralela, el ministro de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel, emitió un comunicado en el que señaló que “las imágenes que nos llegaron de España evidencian la necesidad de interrumpir esa espiral de tensiones” y de buscar a través del diálogo una solución política “dentro del estado de derecho y a la Constitución española”. “Tenemos un gran interés en un socio fuerte”, prosiguió Gabriel, del Partido Socialdemócrata (SPD). - D.N.

el debate

Pleno europeo sobre catalunya

Derechos. El pleno del Parlamento Europeo discutirá mañana sobre el respeto del Estado de derecho y de los derechos fundamentales en Catalunya, en un debate extraordinario por los incidentes durante el 1-O. Así lo acordaron una mayoría de grupos que optaron por validar el enunciado propuesto por los Socialistas y Demócratas (S&D) -Constitución, Estado de derecho y Derechos fundamentales en España a la luz de los acontecimientos en Cataluña-, que contó con el apoyo del Partido Popular Europeo (PPE) y de los Liberales (ALDE). El PP pidió limitar el debate a las intervenciones de los jefe de grupo.

Más sobre España

ir a España »