Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Varios hoteles de Calella desalojan a la Guardia Civil

Agentes de paisano cargaron la noche del domingo contra manifestantes a la puerta de uno de estos alojamientos

Martes, 3 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La Guardia Civil en el puerto de Barcelona la noche del domingo.

La Guardia Civil en el puerto de Barcelona la noche del domingo.

Galería Noticia

La Guardia Civil en el puerto de Barcelona la noche del domingo.

pamplona- Varios hoteles de Calella (Barcelona) instaron ayer a los 500 agentes de la Policía y la Guardia Civil que se alojaban allí a que abandonaran sus instalaciones tras los incidentes acaecidos el pasado domingo con las cargas policiales. Según fuentes policiales, agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) llevan al menos diez años alojados en establecimientos hoteles de Calella sin que se hayan producido incidentes de ningún tipo.

Además, gimnasios, bares y otros comercios de la localidad no permitieron ayer la entrada a los agentes. Incluso, algunos de ellos publicaron mensajes en sus cuentas de las redes sociales para condenar la actuación policial en los centros de votación y avisaban a los policías: “A partir de hoy, a favor de un derecho fundamental como la democracia, usted no es bienvenido. Seguramente otros muchos establecimientos estarán encantados de recibir su dinero”.

Y es que, agentes de la Guardia Civil realizaron la noche del domingo una carga contra un grupo de manifestantes que les increpaba concentrado a las puertas del hotel donde se alojaban en Calella. La Guardia Civil aseguró ayer que tuvo que cargar porque los Mossos d’Esquadra, que habían establecido un cordón de seguridad para aislar a los manifestantes, se mostraron pasivos mientras les lanzaban objetos, uno de los cuales hirió en la boca a uno de los agentes. Por su parte, los Mossos d’Esquadra indicaron que, tras ser alertados de la presencia de los concentrados por la Guardia Civil, acudieron al lugar a mediar y establecieron un cordón de seguridad, que algunos miembros de la guardia civil -de paisano y uniforme- se lo saltaron y usaron entonces sus porras extensibles contra los manifestantes. La situación se normalizó poco antes de la una de la madrugada. Según la alcaldesa de Calella, Montserrat Candini (PDeCAT), este grupo de guardias civiles de paisano cargó contra las personas que protagonizaban una protesta pacífica en la calle frente a la puerta del hotel donde estaban alojados.

La mayoritaria Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denunció en un comunicado estos hechos, señalando que “continúa y se recrudece el acoso contra los agentes en Catalunya por parte de los independentistas”, mientras que el abogado Antonio Suárez Valdés anunciado que presentará una denuncia en nombre de los agentes afectados. - D.N.