"Recibir insultos no es del agrado de nadie"

Gerard Piqué descarta dejar la selección pese a la campaña en su contra: "Es un reto para mí"

"Mediante el respeto y la coherencia puede llegar todo a buen puerto", declara el central catalán ante la prensa - "¿Por qué no podría jugar un independentista con la selección española? Basta ya de fanatismo"

EP - Miércoles, 4 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 13:04h

Gerard Piqué, en su comparecencia ante los medios de comunicaciónVER VÍDEOReproducir img

Gerard Piqué, en su comparecencia ante los medios de comunicación.

Galería Noticia

Gerard Piqué, en su comparecencia ante los medios de comunicaciónReproducirGerard Piqué, en una comparecencia ante los medios de comunicación.

MADRID. El central de la selección española Gerard Piqué ha descartado la posibilidad de abandonar el equipo nacional antes del Mundial de Rusia y ha explicado que su situación, después de los "silbidos e insultos" recibidos el pasado lunes en la Ciudad de Fútbol de Las Rozas, es "un reto" al que desea "dar la vuelta".

"El primer día de entreno fue difícil porque obviamente no te gusta que la gente que apoya a tu equipo esté en tu contra. Recibir silbidos e insultos no es del agrado de nadie. Es un reto para mí y estoy para darle la vuelta, estoy aquí para hacerlo. Mediante el respeto y la coherencia puede llegar todo a buen puerto", analizó Piqué ante la prensa.

Gerard Piqué ha dicho que no es su caso ser un independentista que quiere jugar con la selección española, aunque defiende que se pueda hacer si no se proclama la independencia de Cataluña, y ha pedido diálogo para dar la vuelta a su situación en la Roja y como camino a seguir por los políticos.

"No es incongruente mi postura. Te lo llevo al extremo, que no es mi caso, creo que un independentista podría jugar en la selección española porque no hay selección catalana y el independentista no tiene nada en contra de España", aseguró el defensa del FC Barcelona durante una rueda de prensa en la concentración de la selección española en Las Rozas (Madrid).

"El catalán no está en contra de España, solo quiere su propio país. Si no hay selección en Cataluña y no tienes nada en contra de España que es un país de la hostia, ¿por qué no podría jugar un independentista con la selección española? Tendemos a llevar todo al sentimentalismo y fanatismo", opinó.

Diálogo fue la palabra más repetida en una larga comparecencia de Piqué, que pidió a los periodistas que preguntasen todo lo que quisieran y que incluso deseó extender pese a la obligación de cortar por la comida de la selección española para la que esperaban el resto de compañeros y cuerpo técnico.

"Estoy convencido de que hay muchísima gente fuera de Cataluña a favor de que los catalanes puedan votar. Otros tienen una opinión muy diversa. Cada uno puede opinar lo que le dé la gana y hay que respetarse entre todos. Prima el respeto y con el diálogo se puede llegar a buen puerto", ha remachado.

NEGOCIO CON RAMOS Gerard Piqué desmintió que salir al paso de la situación que vive Cataluña haya vuelto a enturbiar su relación con Sergio Ramos en la selección española, y desveló que se llevan tan bien que van a abrir un negocio juntos.

"Lo de Sergio Ramos es todo mentira, nos llevamos fenomenal", aseguró desmintiendo que haya habido una reunión con el capitán de la selección española.

"Seremos socios de un negocio que le plantee, ya está bien de tópicos que hay mala relación de los jugadores, nuestra relación es fenomenal", añadió.

Piqué aseguró que su pensamiento político lo ha tratado con el seleccionador Julen Lopetegui y con varios compañeros, ganándose el respeto de todos gracias al diálogo.

"Dejemos los tópicos. Es lo fácil decir que cada vez que vengo a la selección nos tenemos que reunir y acercar posturas. No hace falta, estamos muy cerca", aseguró sobre Ramos.