Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Danza

Elegancia y emoción

Por Javier Escorzo - Miércoles, 4 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

CONCIERTO THE UPPERTONES &THE EXCITEMENTSFecha: 29/09/2017. Lugar: Sala Zentral. Incidencias: Muy buena entrada en la segunda jornada del Beltza Weekend. El público, que mayoritariamente acudió a ver a The Excitements, acabó bailando y disfrutando por igual de ambas actuaciones.

al inicio de la segunda jornada del Beltza Weekend todavía se mascaba el buen sabor de boca que había dejado el concierto de MFC Chicken. El arranque del festival había sido muy prometedor y quedaba por ver si el resto de bandas mantendría el buen nivel. El cartel del viernes era doble: The Uppertones y The Excitements.

La primera banda en actuar fue The Uppertones, un trío italiano de formación atípica: trombón, piano y batería. Salieron al escenario perfectamente trajeados, elegantísimos los tres, especialmente Mr. T-Bone, el cantante -también toca el trombón-, que lucía smoking y pajarita, al más puro estilo de los crooners europeos de los años cincuenta. A simple vista, llamaba la atención la ausencia de dos instrumentos tan omnipresentes como son el bajo y la guitarra, pero conforme fue transcurriendo el concierto, las dudas quedaron disipadas. La batería y el piano marcaban el ritmo vibrante de las canciones, y el trombón emergía sobre ellos para hilvanar las melodías. La instrumental This is The Uppertones les sirvió como apertura y como carta de presentación. La elegancia de su atuendo se trasladó a su música y a su puesta en escena, sobria, sin estridencias. Desgranaron temas de los dos discos que han grabado (Tell me the truth, Poor man night, What a shame o The high road). Peter Truffa, el pianista, también cantaba en algunas canciones. Y también hubo versiones, como I got my mojo working, de Muddy Waters, y Angelina, de Louis Prima, al que definieron como “el rey del swing”, que ya habían registrado en uno de sus discos. Posiblemente The Uppertones no era el grupo al que la mayoría de la gente fue a ver esa noche, pero acabaron triunfando.

Y tras ellos les llegó el turno a The Excitements, que también quisieron iniciar su concierto con un tema instrumental en el que la banda demostró todo su potencial con guitarras, bajo, batería y metales a pleno rendimiento. Después salió al escenario su explosiva cantante, Koko Jean Davis, dispuesta a liderar a tan espléndidos músicos. Desde luego, no le faltan argumentos para hacerlo: dominio absoluto del escenario, carisma y voz portentosa, capaz de enardecer, pero también de emocionar. Y lo que es menos frecuente, de conseguir ambas cosas al mismo tiempo. Los barceloneses centraron su repertorio en su más reciente trabajo discográfico, Breaking the rule, publicado el año pasado, del que sonaron temas como Back to Menphis, Hold on together o Take it back. Como ya se ha apuntado, toda la banda rayó a gran altura, aunque cabría destacar los metales, que junto a la voz de Koko fabricaban puro rythm and soul. Además de las novedades, también hubo rescates de sus dos discos anteriores: Tell me where I stand, That’s what you got, o I’ve bet and I’ve lost again, de la que dijeron que era una de sus favoritas. La banda, que triunfa en Europa, dejó un gran sabor de boca en su primera visita a Pamplona. Esperemos que no tarden en volver.

Herramientas de Contenido