Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

la carta del día

Reivindicaciones de la Asociación Eunate

Por Ignacio Toni Echeverría - Miércoles, 4 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El pasado 30 de septiembre se celebró el Día Internacional de las personas sordas. A este respecto, creemos conveniente aclarar algunas cuestiones relativas a la publicación en su diario de una noticia sobre las reivindicaciones de la Asociación Eunate de familias de personas sordas de Navarra.

En el texto del artículo publicado se alude a la Ley 27/2007 como “la ley que reconoce la lengua de signos y medios de apoyo”, pudiendo interpretarse, de manera errónea, que esos apoyos son para dicha lengua. Nos gustaría aclarar que la Ley 27/2007 es la ley que reconoce las lenguas de signos españolas y regula los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas.

En el décimo aniversario de su aprobación, una de la reivindicaciones tanto de la Asociación Eunate como de FIAPAS, Federación de ámbito estatal de familias de personas sordas de la que formamos parte, es comunicar y hacer visible el doble objeto de la Ley, tanto lo relativo a las personas sordas que sean usuarias de la lengua de signos, como lo relativo a las personas sordas que comunican en lengua oral.

Entre otras medidas, la Ley 27/2007 garantiza que las personas con sordera que comunican en lengua oral y son usuarias de prótesis auditivas (audífonos e implantes) dispongan de aquellos medios que hacen posible su vida autónoma, la inclusión y la participación en su entorno, valiéndose de medios de apoyo a la comunicación oral como el subtitulado, el bucle magnético o los sistemas de frecuencia modulada.

Al mismo tiempo, la Ley vino a rubricar algo que desde la Asociación Eunate se ha venido reivindicando durante sus 18 años de existencia, los derechos que como padres y madres nos asisten y amparan en el ordenamiento jurídico existente: la elección de la lengua materna de nuestros hijos, así como del modelo de educación y de la lengua vehicular de enseñanza que deseamos para los mismos.

Por todo ello, desde la Asociación Eunate, especialmente en este 10º aniversario de la aprobación de la Ley, demandamos su desarrollo reglamentario, la dotación presupuestaria que debe acompañar su desarrollo y aplicación, la financiación y acceso a apoyos técnicos para personas sordas y, por último, comunicar y hacer visible el doble objeto de la Ley, tanto en lo relativo a las personas sordas que sean usuarias de la lengua de signos, como lo relativo a las personas sordas que comunican en lengua oral.

El autor es presidente de la Asociación Eunate Elkartea

Herramientas de Contenido