Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Podemos ve la mano del PP tras el discurso y el PSOE se da por satisfecho

El lehendakari Urkullu, perplejo y “con la máxima decepción y preocupación” tras el mensaje del rey

Miércoles, 4 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El rey Felipe VI dirige un mensaje a los españoles dos días después del referéndum

El rey Felipe VI dirige un mensaje a los españoles dos días después del referéndum (EFE)

Galería Noticia

  • El rey Felipe VI dirige un mensaje a los españoles dos días después del referéndum

madrid- Las reacciones al discurso del monarca español fueron casi inmediatas, y no pudieron ser más dispares. El PP, casi solapando las últimas palabras de Felipe de Borbón, sacó a la palestra al vicesecretario Pablo Casado, que pidió que la llamada a la responsabilidad de el rey calase al resto de partidos, síntoma que podría evidenciar el interés del PP porque cundiese el mensaje del Borbón.

Lo cierto es que la primera reacción en el PSOE fue de aceptación. Tras unos días en los que Pedro Sánchez ha mantenido un perfil muy bajo con la cuestión catalana y en la que las pocas intervenciones han sido para posicionarse con el Estado. Gómez de Celis, secretario para las Relaciones Institucionales, dio por bueno el discurso y destacó la llamada a la concordia en un discurso en el que no figuraba la palabra diálogo. Haciendo seguidismo a los partidos del régimen del 78, Albert Rivera expresó su apoyo al rey “porque ha dado la cara por todos”.

Decepcionados se mostraron en Podemos. Los de Pablo Iglesias vieron la mano del PP tras el mensaje del monarca, y el propio secretario general de la formación morada afeó en Twitter las palabras de Felipe de Borbón contraponiendo el título hereditario con la voluntad democrática: “Como presidente de un grupo parlamentario votado por 5 millones de españoles: no en mi nombre”.

críticas a la ausencia de diálogoA partir de ahí, muchos de los posicionamientos se centraron en criticar, casi con incredulidad, el tono vehemente del monarca. Ada Colau criticó la ausencia de la palabra diálogo, al igual que el dirigente de IU, Alberto Garzón. Y el PNV, a través de Andoni Ortuzar y también del lehendakari Urkullu, asumió su perplejidad por el mensaje. - D.N.

Herramientas de Contenido