Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Reflexiones

Resiliencia

Por Jesús Barcos - Miércoles, 4 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Resiliencia, según la RAE, es la “capacidad de adaptación de un ser vivo a un agente perturbador o un estado o situación adversos”. O la “capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había sometido”. Viene a cuento la definición tras la jornada de paro y concentraciones multitudinarias en Catalunya. El soberanismo recuperó ayer en el centro de Barcelona el ambiente ante todo festivo, donde volvió a tener importancia la expresión musical. La música como lenguaje, emoción y estética, en clave sociológica. La indignación por el castigo del domingo y la probabilidad de que viene otro no interfiere en un profundo sentimiento de hermandad, que sirve de catarsis. “Prefiero pensar en qué pasará hoy qué empezar a plantearme qué sucederá dentro de unos días”, me responde una independentista a mi pregunta de si no temen lo que puede ocurrir. Lo que sí se nota es que la suma diaria de potentes emociones comienza a acumularse. Hay un creciente miedo a posibles infiltrados o reventadores y consignas de todo tipo a no caer en provocaciones. La temperatura emocional es muy alta, y da lugar a escenas muy plásticas, pero también a paranoias. El independentismo es del todo consciente que con una reacción agresiva en la calle, la posición del Gobierno central sería muchísimo más cómoda. Visto lo visto, preguntarse si el domingo se buscó ese escenario es por de pronto legítimo. Si al no encontrar la complicidad de los Mossos ni una reacción desquiciada de la ciudadanía, se ha cambiado ahora de estrategia. Lo escribo tras leer al vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, que publicó en Twitter: “Espero que Trapero pague por haber puesto en riesgo la seguridad de los ciudadanos, la Policía Nacional y la Guardia Civil”. Propaganda de ocupación;falaz y desvergonzada. Un tuit escrito a su vez horas después de que Sánchez calificase en esta misma red de “intolerable el acoso que están padeciendo quienes velan por nuestra seguridad (…)”. Como si el secretario general del PSOE viviese en otro país. Un paseo por Barcelona me mostró un paro muy significativo pero desigual. Las concentraciones constituyeron otro clamor para que algún actor europeo se tome en serio una mediación. Y una muestra de nuevo del momento de comunión independentista, y de su determinación para seguir señalando que el Estado está desnudo. Merecía la pena observar a los estudiantes concentrados solo por percibir que el tiempo pasa muy rápido, y en política más aún. Quizás la defenestración del pujolismo conformó una generación sin añoranza por el pasado, cuya primera referencia política no fue personal, sino la de un Estatut recortado. Con el antifranquismo convertido en algo muy lejano y el 78 avejentado, el catalanismo pasó a calendarizar su mañana. El caso es que no hay una idealización del pasado como en Madrid, ni altares a dioses viejos de la Transición, y aquella iconografía de imágenes de Super 8, se ha convertido en una inmensa videoteca a base de teléfonos móviles. El soberanismo hace años que se situó en el presente continuo, a partir de una cultura bien trenzada de país. Todo ello conforma una centralidad política menos conservadora, que desde fuera se desvirtúa tanto como se ignora.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia