Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

MIKEL NIEVE | ciclista navarro

“Froome hubiera sufrido más sin Landa y yo”

profesionales | con su fichaje por el equipo australiano orica, el navarro mikel nieve buscará tener el protagonismo que en sky recaía en su líder

Iñaki Sevillano Javier Bergasa - Jueves, 5 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Mikel Nieve, durante la contrarreloj de la Vuelta a España 2017.

Mikel Nieve, durante la contrarreloj de la Vuelta a España 2017. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

  • Mikel Nieve, durante la contrarreloj de la Vuelta a España 2017.

pamplona- Ni el más grande de los campeones puede seducir al éxito por sí solo. A estas alturas nadie duda que el esfuerzo incesante de Mikel Nieve (Leitza, 26 de mayo de 1984) en nombre de Chris Froome no fuera un factor determinante para que su antiguo líder sumara victoria tras victoria. Así lo reconoció precisamente el campeón de la Vuelta a España y el Tour de Francia y de la misma manera lo hizo el equipo australiano Orica. Nieve quiere ser protagonista y Orica quiere que lo sea. Su turno ha llegado.

¿Cómo pinta esta nueva temporada con Orica?

-Ilusionante. He hecho cuatro años en el Sky de ciclismo y trabajo y ahora toca cambiar de equipo con nuevas motivaciones e ilusiones.

Se dijo que le ofrecieron ser el mentor de las jóvenes promesas del equipo, ¿por qué le atrae esa función?

-Tampoco es eso precisamente. Es más que todo ayudar a los líderes jóvenes cuando la carrera se hace dura. Es más que nada estar con ellos en la montaña y poder echarles una mano. Luego también quiero buscar mis oportunidades. He demostrado que en las grandes vueltas, en los días de montaña, siempre estoy adelante. Quiero buscar otras oportunidades.

¿Así que cree que en el Orica va a tener más protagonismo, más libertad de ser usted mismo?

-Al final en el Sky siempre hemos tenido un líder muy fuerte para las generales. Aquí también lo son, pero me imagino que tampoco llevaremos el peso de la carrera. Habrá que ver cómo se plantea la estrategia de las etapas, pero lo importante será estar al nivel que he estado hasta ahora y si estoy ahí, intentaré hacer más cosas.

¿Podrá surgir con su ayuda en Orica el nuevo Froome?

-(Risas) Es difícil, ciclistas como Chris Froome salen pocas veces en años, tan dominadores y que ganen cuatro Tours, pocas veces pasa. Pero creo que son muy buenos, por ejemplo Esteban Chaves ha hecho dos veces podio en grandes vueltas. Creo que tienen posibilidades, han ganado carreras importantes e intentaré ayudarles para ver si consiguen metas más grandes y, sobre todo, estar ahí.

¿Después de tanto tiempo, podría incluso ser un alivio no tener que ser la sombra de Froome?

-No, tampoco estuve incómodo con el trabajo que hice en el Sky. A veces te quitas presión tu mismo también. Al final teniendo un líder así haces tu trabajo y ya está. También es verdad que otras veces tienes que hacerlo tú y tienes que coger la responsabilidad. Con el Orica será una manera de correr diferente y espero que me vaya bien.

¿Considera que ser gregario es una forma de delegar presión?

-Tampoco tienes la responsabilidad de ganar tú. Al final el que gana es el otro. Tienes las dos partes: tienes que estar ahí para echar una mano en un momento dado, pero al final la presión por ganar la tienen los líderes y llevar eso tampoco es fácil.

¿Le costó aceptar su papel secundario?

-Para eso lo que hace falta es tener piernas y estar bien. Al final la carretera te pone en tu sitio y en algún momento sí que tirarías para adelante, pero ganar o estar ahí es complicado.

¿Ha tenido que amoldarse a que en ciertas ocasiones el líder le haya pedido bajar un pistón?

-Tampoco te creas que pasa muchas veces (risas). El líder, en mi caso Chris Froome, suele ser el más fuerte de la carrera y bastante tienes con hacer el trabajo que haces y pocas veces me ha pasado, sobre todo con él, en el que tenga que levantar el pie. En cuatro años habrá sido una o dos veces. Froome es muy fuerte, está siempre bien y con él siempre tienes una garantía. Le puede tocar algún día malo, pero de verdad que muy pocas veces.

Sin su ayuda y la de Landa, ¿cree que Froome hubiera logrado tantos éxitos la pasada temporada?

-En momentos puntuales sí que le hemos podido echar una mano, pero ha demostrado que ha sido el ciclista más fuerte en las dos grandes vueltas. Puede ser que con nosotros se le haya hecho más fácil, pero al final ha sido el más fuerte. Quizá hubiera sufrido más, puede ser, pero también pienso que hubiera ganado estos grandes éxitos igualmente.

¿Es Froome el mejor ciclista con el que ha compartido equipo?

-Sí, sin duda. Es un corredor que está haciendo historia. En los últimos años es el mejor vueltómano y lo está demostrado. Este año ha ganado Tour y Vuelta y pocos corredores pueden hacer eso.

Además les une una gran relación personal, ¿por qué el apodo de Frosty?

-Tampoco diría tanto, hemos coincidido en carrera, tampoco solemos estar mucho juntos. Lo de Frosty es un apodo que me pusieron en el equipo cuando entré, viene de unos dibujos animados de Inglaterra.

Se despidió en Twitter y se acordó de usted en algunas entrevistas, amistad sí que habrán llegado a tener, ¿no?

-Sí, claro, al final nos llevamos bien. Hemos compartido concentraciones y bastantes carreras y haces relación, pero bueno, yo cuando vengo a casa estoy aquí y él está en Mónaco.

¿Es la relación entre gregario y líder más fácil cuando existe buen entendimiento?

-Está claro que siempre es más fácil trabajar para un líder con el que te llevas bien. Siempre es mejor cuando confías en él al 100%.

¿Puso impedimentos Froome a su marcha?

-A mí personalmente no. No sé qué habrá hablado él con el equipo, pero a mí personalmente me felicitó y me dijo que se alegraba por mí porque era una buen oportunidad. Nos despedimos como compañeros que hemos sido y nos deseamos suerte. Al final cada uno intentará buscar lo mejor para sí mismo.

Herramientas de Contenido