Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

A la contra

Problema grande

Por Jorge Nagore - Jueves, 5 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los grandes problemas suelen ser sencillos de resolver, son los pequeños problemas los que más se complican. Los grandes, menos, porque solo suelen necesitar de un paso o dos, como mucho, eso sí, valientes y con voluntad. El problema de Cataluña es grande, en la medida en que, si se independiza, España pierda el 15% de su población, el 20% de su PIB y siglos de historia acaban. Pero la historia se hace día a día, no es una foto estancada. Si existen millones de catalanes que quieren separarse de España por decenas de causas o por las que ellos consideren y son un porcentaje muy importante -más del 45% seguro- y a su vez hay otro porcentaje muy alto -más del 40% seguro- que no quiere, cualquiera con dos dedos de frente y que venga desde fuera y no esté contaminado por nada aconsejaría que se hiciese una votación pactada y que gane el mejor y a otra cosa, sin imponer a la fuerza una permanencia y sin irse unilateralmente. Es obvio que la Generalitat ha buscado el referéndum legal y pactado durante años y es obvio que ha sido España quien se ha negado, boicoteado, perseguido, golpeado y quien no se ha movido un milímetro. Y probablemente se siga negando, con lo cual la responsabilidad es y será obvia, pero no es menos obvio que una vergüenza no se soluciona con un exceso evidente o al menos no debería dar pista libre para con unos números tan ajustados y divididos -si hacemos caso a voto a partidos, en 2015 hay 48% voto independentista, 40% no y 12 % dudoso;habría que ver ahora- abrir una trinchera de semejante calibre. Las preferencias de cada cual acerca de si nos gustaría que Cataluña se independizase o no son este caso irrelevantes. Es un tema suyo. Pero es nuestro tema ayudarles a que les dejen solucionarlo de una manera consensuada, legal, pacífica y estable. Algo muy complicado en un territorio que, para empezar, sigue teniendo un rey, como en el medievo.

Herramientas de Contenido