Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

De frente

Dietario

Por Félix Monreal - Jueves, 5 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Miércoles 4.- “Junts pel Sí y la CUP piden un pleno ordinario excepcional para el lunes 9 con la declaración de independencia sobre la mesa”. Lo escucho de mañana, en la tele, nada más abrir los ojos. Desde el domingo, la actualidad de Catalunya, los programas informativos, son la banda sonora doméstica matinal hasta que cada uno corre a sus quehaceres. En casa ya se habla más de Catalunya que de Osasuna: se ha instalado en nuestras vidas. En ese flujo informativo asoma Alfonso Guerra para echar más leña al fuego: no descarta mandar los tanques. ¡Hay que ver a que trinchera ha ido a parar la joven guardia roja! No fue tan lenguaraz cuando Tejero entró en el Congreso. Con gente así en la trastienda, el PSOE sigue jodido. “Va a hablar Piqué”. Y todos delante de la pantalla. El futbolista dice que responderá sin cortapisas pero al final regatea las preguntas incómodas, las que le cuestionan si es independentista o no, o cuál sería su elección entre la selección catalana y la española. Ahí no se atreve y despeja como puede. Yo quiero a Piqué con el equipo de rojo y que el equipo de rojo gane. Me da igual lo que piense. Como si no piensa. Piqué insiste mucho en el diálogo y el respeto entre las partes. En ese Parlem? (¿hablamos?) que comienzan a reclamar muchos catalanes. Ese diálogo para el que Felipe VI no reservó una sola frase en su discurso. El rey se limitó a defender su negociado y a sus vasallos defensores: sabe que la gente sale un día a la calle de forma pacífica pidiendo la independencia y de la misma manera pueden aparecer otros miles por toda la geografía reclamando la restauración de la República. Y se le acaba el chollo. “Todo está bajo control”, asegura Soraya Sáenz de Santamaría: ¿se refiere a los policías que en Pineda de Mar pedían salir a la calle a arreglar el asunto a guantazos? De momento, el Gobierno central ha perdido el relato y la calle, que es mucho. Está condenado a negociar porque el procés ha cogido velocidad y no van a parar. Rajoy no ha podido ni con la fuerza de la ley ni con la ley de la fuerza. ¿Control dice? Yo creo que solo tienen controlados a la mayoría de los medios de comunicación de Madrid y a muchos de sus tertulianos. Están ahí toda la tarde-noche, agitando, prietas las filas.

Herramientas de Contenido