Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El Gobierno defiende el decreto del euskera tras el dictamen del Consejo de Navarra

El Ejecutivo, que “estudiará” las críticas jurídicas del órgano consultivo, cree que es una norma posibilista y necesaria por la realidad social
UPN y PPN, en cambio, aseguran que debe retirarlo por “discriminatorio”

Txus Iribarren | Javier Bergasa - Jueves, 5 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Miles de personas, en una manifestación en favor del euskera.

Miles de personas, en una manifestación en favor del euskera. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Pamplona - El Gobierno de Navarra, aunque “estudiará” las críticas jurídicas emitidas por el dictamen consultivo del Consejo de Navarra, considera que el decreto del euskera de la Administración responde a una necesidad social y propone medidas “proporcionadas” dado el punto de partida “regresivo” heredado de la época de UPN tras la cual sólo un 0,9% de los puestos de la Administración (descontando los de Educación) tienen un perfil bilingüe frente a un 12,9% de ciudadanos euskaldunes que, en su opinión, no pueden ser atendidos ni recibir servicios en una de las dos lenguas propias de navarra. UPN y PPN, en cambio, solicitaron al Ejecutivo que retirara este proyecto de decreto, que ya cuenta con el visto bueno del resto de órganos y mesas por las que ha transitado a lo largo del último año. La dos formaciones señalan que el contenido del dictamen -que no obstante cuenta con un voto particular disidente- les da razón en sus críticas a que podría vulnerar la “igualdad de oportunidades” en el acceso a la función pública y responde a una política “impositiva” del Gobierno. El Consejo de Navarra emitió el martes un informe que avalaba una parte importante del decreto pero cuestionada, sobre todo, el hecho de que se de más peso al euskera como mérito en concursos oposición y traslados en la zona mixta y no vascófona donde, hasta ahora, las lenguas extranjeras como el inglés, el alemán o el francés cuentan más que una lengua propia, según reiteró la consejera Ana Ollo. A partir de aquí al Gobierno, que ayer conoció el dictamen en su sesión semanal, le queda la potestad de aprobarlo como esta o modificarlo mientras que a los críticos, siempre les queda la opción de un recurso ante los tribunales que en su día cuestionaron también en repetidas ocasiones la regulación restrictiva de los gobiernos de UPN en esta materia.

El Ejecutivo foral “agradece y reconoce” la labor del Consejo de Navarra, que “avala” la mayor parte del proyecto, pero “no comparte” el cuestionamiento que hace de algunos artículos la mayoría del Consejo, ya que hay un voto particular, según dijo la consejera de Relaciones Institucionales Ana Ollo. “No compartimos que se pondere el euskera sin contar con el contexto global”, precisó aunque ha emplazado a un análisis más pausado y completo del dictamen porque esta es una “primera valoración política”. Según Ana Ollo, el Consejo de Navarra considera que “la valoración del euskera podría distorsionar o incidir en el proceso de provisión de acceso a la función pública de una manera exponencial”, algo de lo que discrepa el Gobierno “salvo que se tenga en cuenta que venimos de la normativa del euskera en la Administración más restrictiva de los últimos 30 años”.

Como ejemplo la consejera explicó que para una plaza pública en Tudela se adjudican como mérito 2 puntos por título superior de inglés, francés o alemán y 0 por euskera siendo “una lengua propia de Navarra”.

“No se puede estudiar la valoración del euskera sin ponderarla y sin tener en cuenta el contexto global”, subrayó para añadir que “incluso en la zona mixta, donde están la mayor parte de los servicios públicos que proveen a toda la ciudadanía navarra, ahora mismo un concurso valora las lenguas extranjeras con 2 puntos y el euskera con entre 1,38 y 2,76 puntos”.

Con estos datos puntualizó que “no comparte que el incremento” que se plantea en la valoración del euskera “sea exponencial, salvo que partiendo de 0 puntos cualquier cosa es exponencial”. Los principales cambios del nuevo decreto sobre la situación actual en este campo es que el euskera pasaría de no contarse como mérito a valer 2,7 puntos en la zona no vascófona (cada lengua extranjera vale 2 puntos) mientras que se doblarían su puntación -como máximo- en las otras dos zonas y siempre menos que la formación o la antigüedad.

El Post-it

Avales de otros órganos. El Consejo de Navarra es el último filtro, no vinculante, para este tipo de normas. Su especialidad es el cotejo de su encaje legal. Más allá de considerar discutible su dictamen, Ana Ollo recordó que el texto ha seguido un proceso de un año en el que “ha sido avalado por los departamentos del Gobierno de Navarra, la Comisión Foral de Régimen Local donde están los ayuntamientos, y el Consejo del Euskera, además de que ha sido “participado y negociado en las mesas sindicales de función pública”.

reacciones

UPN: “El Consejo nos da la razón sobre los efectos”. Javier Esparza, cree que el dictamen “da la razón” a los regionalistas, que afirmaron que el decreto “impone el bilingüismo, no respeta la realidad sociolingüística de Navarra” y va “contra la igualdad de oportunidades de todos los navarros” porque dificulta el acceso de los no euskaldunes a trabajar en la Administración. Esparza pide a la presidenta Barkos “que deje de utilizar el euskera para privilegiar a unos navarros frente a otros de manera injusta y contraria a la legalidad, y que respete la zonificación lingüística y la realidad sociolingüística de Navarra”.

PPN: “Busca la ansiada anexión al País Vasco”. Ana Beltrán coincidió con UPN y dijo que esto “es una muestra más de que es un decreto injusto, quizá incluso anticonstitucional, pues supone una discriminación con las personas castellanoparlantes de Navarra, que son la inmensa mayoría”. “La obsesión del Gobierno de Navarra por imponer su hoja de ruta nacionalista vasca, por conseguir su ansiada anexión al País Vasco a través de lengua, símbolos y territorio, no puede pasar desapercibida”, advierte Beltrán.

Afapna: “Que hagan una consulta popular entre empleados” AFAPNA exigió una consulta popular entre los empleados públicos para conocer su opinión respecto a un decreto del Euskera “que el propio Consejo de Navarra rechaza en unos puntos tan importantes”. Este decreto “no recoge la realidad lingüística de Navarra”, donde “únicamente” un 13% de la población total es vascoparlante” y es tendencioso”.

Herramientas de Contenido