Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
llegada en la plaza del ayuntamiento de pamplona

Zubiri-Pamplona: segunda edición y subiendo el ritmo

Tras el éxito cosechado en 2016, la prueba regresa el domingo 22 con alguna novedad pero sin perder su genuina esencia

Iñigo Munárriz / Javier Bergasa - Viernes, 6 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Organizadores, patrocinadores, entidades y colaboradores posan con el cartel de la Zubiri-Pamplona ayer en los cines Golem La Morea.

Organizadores, patrocinadores, entidades y colaboradores posan con el cartel de la Zubiri-Pamplona ayer en los cines Golem La Morea. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Organizadores, patrocinadores, entidades y colaboradores posan con el cartel de la Zubiri-Pamplona ayer en los cines Golem La Morea.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- Cualquiera que conozca mínimamente el universo running sabe que la mejor publicidad para una carrera es el boca a boca de los propios deportistas. Que el que pruebe, repita y que además convenza a sus amigos. Claro está que para llegar a eso -más con la amplia oferta de la actualidad- hay que hacer las cosas muy bien y cuidar hasta el mínimo detalle.

Precisamente, esa es la seña de identidad de la Zubiri-Pamplona, que el próximo día 22 cumple su segunda edición. Como destacó ayer el speaker Juan Mari Guajardo en la presentación de la carrera, que haya una segunda edición es sinónimo de que la primera fue bien. Y es cierto. La de 2016 superó cualquier expectativa de una prueba novel, pero DIARIO DE NOTICIAS, Club Zaldiko y M2Eventos -organizadores de la cita- no quieren levantar el pie ni aflojar la marcha.

Hay dos grandes novedades respecto al año pasado. La primera es que se celebrará en domingo, ya que la anterior fue en sábado y hubo quien no pudo acudir por motivos laborales. La segunda es que la carrera pasará esta vez por el centro de Burlada en lugar de bordear la localidad, por lo que la calidad del recorrido mejora.

La experiencia de la primera y el afán de mejora ha hecho que las inscripciones marchen a un ritmo superior respecto a las mismas fechas del año pasado. A día de ayer, 654 atletas habían dado el sí y la organización confía en llegar con soltura a los 1.000 dorsales.

Lo que no cambia es la esencia de la prueba: medio maratón (21 kilómetros), bellos paisajes, suave orografía, repecho final y meta en la plaza del Ayuntamiento. De hecho, esa subida por Santo Domingo hasta cruzar el arco frente al consistorio es la parte más emotiva y la que congrega a una mayor cantidad de público.

Centrándonos en los estrictamente deportivo, es necesario destacar dos nombres: Antonio Etxeberria y Vanesa Pacha, los ganadores del año pasado que, si las lesiones les respetan, volverán para defender su corona.

El primero persigue repetir lo que consiguió el año pasado, nada más y nada menos que ganar la Roncesvalles-Zubiri y completar el círculo con la Zubiri-Pamplona. No olvidemos que uno de los atractivos de la prueba es completar esa unión -en buena parte por el Camino de Santiago- entre Roncesvalles y Pamplona.

Pacha, por su parte, ya no corre la Roncesvalles pero buscará defender el título conseguido el año pasado y ya ha confirmado su presencia.

Quitando a esos pocos llamados corredores estrella, el resto se tomarán la cita como lo que es: Una prueba para disfrutar, óptima para bajar marcas, propicia para aquellos que disfrutan en el asfalto, con preciosas vistas, meta en el casco antiguo de Pamplona y un servicio al corredor sin parangón.

Tras 21 kilómetros es normal que el cuerpo te pida sustento y la sala Zentral se encargará de proporcionarlo. Es ahí, en el local ubicado en la Plaza de los Burgos, donde se podrá disfrutar de una txistorrada y una cerveza para reponer fuerzas.

En definitiva, la Zubiri-Pamplona no es solo una carrera, sino todo un evento, tal y como le gusta afirmar a Miguel Sabalza, de M2Eventos y director técnico de la prueba. “Hasta el kilómetro 17 es todo bajada y vas muy bien, vas marcando buenos tiempos, pero desde Huarte empiezas a subir y se hace duro. No obstante, es un recorrido bastante bueno para los que se están iniciando en un medio maratón”, destacó ayer.

“Otro detalle muy importante, que no se suele hacer salvo en pruebas muy importantes, es la existencia de liebres. Muy importante para los que se están iniciando y los que se retan para hacer un mejor tiempo”, añadió Sabalza.

Uno de los hombres clave para que la Zubiri-Pamplona vea la luz es Mauricio Blanco, presidente del Club Zaldiko, misma entidad que organiza la Roncesvalles-Zubiri. “El paso por Burlada es una vieja aspiración y este año gracias al Ayuntamiento de Burlada vamos a poder pasar por el centro. Será más atractivo y rápido para el corredor y habrá más espectadores”, afirmó.

Blanco destacó que el recorrido “es favorable” para los atletas y espera que este año se puedan mejorar las marcas de la edición de 2016.

El de Zaldiko asegura que el tramo más bonito es el último, la llegada a la Plaza del Ayuntamiento, pero reconoce que ese exigente desnivel con 21 kilómetros en las piernas es para valientes. “La subida es dura, no vamos a negarlo, pero tampoco podemos negar que cuando uno llega a la plaza se le acaban todas las penas. Terminar una carrera como ésta donde se da el Chupinazo yo creo que no se paga con nada. El corredor así lo manifiesta y nosotros estamos encantados”, recalcó Mauricio, un hombre que, como demuestra en cada edición de la Roncesvalles, se afana por mimar al deportista, consciente de que estas jornadas son por y para ellos.

Otra de las entidades que hace posible el medio maratón es DIARIO DE NOTICIAS. En el acto de ayer estuvo presente su director general, Jon Barriola, quien recordó el compromiso de este periódico con las actividades deportivas, sociales y culturales. No obstante, éste no es un evento más, ya que la empresa se volcó en la idea desde el principio, asumiendo el papel de organizador. “No es una carrera más. La Zubiri-Pamplona es una carrera diferente para nosotros porque hemos formado parte de la organización desde el principio”, recalcó Barriola. El objetivo pasa por mejorar las buenas sensaciones de la primera edición. “Nos hace mucha ilusión que tuviera el éxito que tuvo, pero por otra parte, sabemos que constituye un reto porque a nosotros nos gusta mejorar. Todo es mejorable, hasta lo que sale bien”, afirmó.

La Zubiri-Pamplona no es solo deporte, también es un escaparate de lujo para esta tierra. Son muchos los corredores que acuden desde otras comunidades y algunos de ellos desde el extranjero.Iñaki Martínez de Vírgala, director del Servicio de Marketing y Desarrollo de Productos Turísticos del Gobierno de Navarra, destacó este hecho. “Asociar la marca turística de Navarra con un evento deportivo como éste, que tiene lugar en un entorno bello y preservado, es beneficioso para nuestra imagen como destino”, declaró y agregó que todos aquellos que se animen a participar o asistir a la prueba podrán disfrutar de los parajes de la Comunidad Foral y, por supuesto, de su preciada gastronomía.

La última en tomar la palabra fue Maider Beloki, concejala de Cultura, Deporte y Política Lingüística. Beloki destacó que el salir a correr es una actividad en auge, de la que disfrutan muchos pamploneses y pamplonesas. “Cada día son más las personas que hacen running, es un amplio sector de la población y son miles las personas que la tienen como actividad preferida”, comenzó, para después destacar el valor de la carrera en el ámbito turístico y cultural. “En este contexto, el Ayuntamiento no se puede mantener al margen y colaboraremos con la iniciativa”, concluyó Beloki, que agradeció a organizadores y patrocinadores el esfuerzo para que el evento salga adelante.

La Zubiri-Pamplona cumple su segunda edición pero posee ya ese aroma a clásico que llevó a Antonio Etxeberria a afirmar que con tiempo y esfuerzo podría llegar a convertirse en una especie de Behobia. El 22 de octubre todo el esfuerzo y el entusiasmo de los organizadores se verá reflejado en una carrera diseñada para el disfrute de los atletas. Unos atletas que no escatiman en elogios hacia la prueba, y ya sabemos que esa es la mejor referencia posible.

fecha

22 de octubre. La salida será en Zubiri el domingo 22 de octubre a las 11.00 horas. La llegada estará situada en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona.

altimetría

Orografía suave. La carrera es descendente hasta el kilómetro 17, cuando comienzan los repechos.

inscripciones

Página web. Se pueden tramitar desde la página web de la carrera (www.zubiripamplona.com). El precio es de 27 euros y existen tarifas y ofertas.

dorsales

Hasta el 21. Se podrán recoger en el Intersport Irabia del Centro Comercial La Morea hasta el día 21 a las 21.30 horas.

servicios

Bus. El servicio es opcional. Los autobuses saldrán a las 9.00 horas de la estación de Pamplona.

Consigna. Gratuita en Zubiri que se trasladará a la plaza del Castillo.

Avituallamiento. Habrá avituallamientos cada 5 kilómetros.

Pintxo y cerveza. Con la pulsera pintxo+cerveza se podrá disfrutar de esos productos en la sala Zentral al terminar la prueba.

Masajes. La zona de masajes se situará en la Plaza de los Burgos.

Duchas. Se podrán utilizar las dichas del Aquavox.

Herramientas de Contenido