Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Una narrativa llena de angustia y recuerdos del pasado

Entre sus obras, destacan ‘The Remains of the Day’ (‘Los restos del día’) o ‘Never Let Me Go’ (‘Nunca me abandones’)

Viernes, 6 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Londres- El escritor británico Kazuo Ishiguro es famoso por una narrativa con fuerte carga psicológica de angustia y por el recuerdo del pasado. Comenzó su carrera literaria redactando guiones para series de televisión y pequeños relatos hasta escribir novelas, especialmente con temas sobre el Japón de la posguerra, el nazismo y los momentos previos a la II Guerra Mundial.

Ishiguro comenzó su carrera literaria relativamente tarde, a los 24 años. Hasta entonces su ambición había sido convertirse en letrista y músico de rock, tareas en las que no tuvo éxito. Su narrativa ha sido acogida con una poca frecuente unanimidad por parte del público, la crítica y los jurados de premios, ya que todas sus obras han sido galardonadas. En 1981 lanzó su primera novela, A Pale View of Hills (Pálida luz en las colinas), centrada en la historia de una japonesa de mediana edad que vive exiliada en Inglaterra y que, tras el suicidio de su hija mayor, siente la necesidad de contar su vida, lo que le valió el premio Winifred Holtby Memorial, en 1982. Su segunda obra, en 1986, fue An Artist of the Floating World (Un artista del mundo flotante), donde un pintor japonés anciano realiza una mirada retrospectiva a su vida, enmarcada en la II Guerra Mundial.

En 1989 se publicó The Remains of the Day (Los restos del día), por la que recibió el premio Booker Prize. Con esta novela, que fue llevada al cine en 1993 con las interpretaciones de Anthony Hopkins y Emma Thompson, Ishiguro narra las experiencias de un mayordomo, Mr. Stevens, personaje típicamente británico, que trabaja para un lord pronazi en la Inglaterra de Eduardo VIII.

Otros títulos de Ishiguro son The Unconsoled (Los Inconsolables, 1995) y When We Were Orphans (Cuando Fuimos Huérfanos, 2000), novela protagonizada por un detective británico llamado Christopher Banks. El galardonado también se ha adentrado en la ciencia ficción con Never let me go (Nunca me abandones, 2005), una historia que toma como eje a tres amigos cuyas vidas se narran desde su estancia en el internado de Hailsham y que fue llevada al cine por Mark Romanek. Así como en su último trabajo, The buried giant (El gigante enterrado, 2015), ambientado en la Inglaterra medieval y poblado por criaturas fantásticas. Su bibliografía se completa con una recopilación de relatos cortos, Nocturnes: Five Stories of Music and Nightfall(Nocturnos). - Efe

Herramientas de Contenido