Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Ikusi makusi

Por fin un punto de encuentro

Por Alicia Ezker - Viernes, 6 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El próximo mes de noviembre la cultura navarra se va de feria, o más bien habría que decir que una feria llega por fin a Navarra para detenerse en uno de sus sectores más activos y olvidados: el de la cultura. Sobre el papel 948 Merkatua. Mercado de las Artes de Navarra, impulsado por el Departamento de Cultura del Gobierno de Navarra, es ya un acierto antes de que se celebre. Pero el papel lo aguanta todo y luego hace falta que la realidad lo sostenga también. Y es un acierto, porque tal y como se ha planteado apuesta por ser punto de encuentro de profesionales de la cultura de todos los campos y disciplinas artísticas, tratando de llegar desde ese punto común al mayor numero de espacios y públicos posibles en un necesario intercambio de ideas y conocimientos. Unir, en definitiva, a un sector que casi siempre es más eslabón que cadena. Por otra parte, ha sido siempre el de la cultura un campo reacio a hablar de mercado, como si creatividad, arte y talento estuvieran reñidas con la economía, como si vivir de la cultura fuera una quimera y no un derecho. Solo de un tiempo a esta parte se han alzado las voces de quienes han defendido la profesionalización del sector, entendiendo que la dedicación a la cultura tiene que tener derechos y obligaciones laborales como el resto de las profesiones, pero aceptando su excepcionalidad y sin renunciar a la calidad y a las ideas, a la innovación, la imaginación y la creatividad, germen de cualquier proyecto que luego quiera comercializarse. Porque no todo es cultura aunque se venda y no todo lo que rechaza el mercado no lo es. Porque no vale solo el ocio como negocio, pero tampoco el ocio sin negocio. Y de eso se ha abusado mucho en los últimos años, de primar el gusto del público, de apostar por el ocio y el entretenimiento en detrimento de propuestas más arriesgadas, minoritarias y críticas. Hay que avanzar en redefinir la cultura como industria, como motor de desarrollo clave en la sociedad del conocimiento del siglo XXI, como línea económica estratégica. Y en ese avanzar, la cultura, más que ninguna otra industria, necesita puentes. Puentes entre los autores, entre estos y el público, entre lo local y lo global, lo público y lo privado, lo real y lo virtual. Solo por facilitar esos puentes la Feria de Pamplona es ya un éxito solo por celebrarse, pero no debería dejar pasar la oportunidad de convertirse en un referente, en un paso necesario para seguir avanzando en una sociedad abierta a las ideas y la cultura, que entienda y vea a los profesionales del sector como parte esencial del progreso y de nuestra identidad.

Herramientas de Contenido