Tumbarán gigantes

Por Tomás de la Ossa - Sábado, 7 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Ha sido todo tan rápido y con tanta discreción, indispensable en estos casos, que no nos ha dado tiempo de avisar a los albaceteños de la que se les viene encima con Martín Monreal. El fútbol como torbellino (“La intensidad es innegociable” es lo primero que soltó en su presentación) recala en el Albacete, que quizás tenga que cambiar su apellido de Balompié por uno un poco más largo, tipo Con el pie, con el cuerpo y, si hace falta, con los cuernos. Le vaya bien o le vaya mal, hay que felicitarle solo por lo bien que se lo va a pasar, que se lo está pasando ya, que lo suyo es pasión y adicción, y eso ni tiene ni busca cura. Y a la plantilla del Alba, un solo consejo: a Martín siempre le va muy bien o muy mal, sin término medio, y depende solo de que sus jugadores le sigan ciegamente. Si no le creen, se la pegarán contra cada molino que se encuentren en el camino;pero si le creen, tumbarán gigantes.