Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La Audiencia multa con 1.260 euros al tuitero que llamó “terrorista” a Ainhoa Aznárez

Admite el recurso de Fiscalía y revoca la absolución decidida en primera instancia

A. Irisarri - Sábado, 7 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez.

La presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • La presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez.

pamplona- La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado con 1.260€ de multa a un ciudadano que insultó gravemente a través de la red social Twitter a Ainhoa Aznárez, presidenta del Parlamento de Navarra. De esta manera, la sala admite el recurso de la Fiscalía y revoca la absolución del tuitero que decretó en abril el Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona, que consideró que como Aznárez no se presentó al juicio pese a estar advertida no pudo constatar si las expresiones del acusado habían lesionado la dignidad de la presidenta de la Cámara foral ni si ésta le había perdonado y, por eso, no se había personado en el juzgado. La sentencia de la Audiencia de Navarra es recurrible ante el Supremo y obliga al tuitero a asumir las costas del proceso.

Los hechos por los que F.J.O.L., vecino de Córdoba, ha sido condenado ocurrieron el 23 de abril de 2016. A las 8,04 horas, y tal y como se recoge en la sentencia, el acusado mandó desde su cuenta de Twitter a la de Ainhoa Aznárez un tuit en el que la llamó “hija de la gran puta, amiga de asesinos. Terrorista torturadora”. El mensaje fue retuiteado en al menos una ocasión.

“suficiente potencia ofensiva”Dos días más tarde, Aznárez presentó una denuncia ante la Policía Foral. El juzgado que se hizo cargo del proceso consideró que la expresión proferida era objetivamente injuriosa. Sin embargo, la ausencia de Aznárez en el juicio depositó “una sombra de duda”, decía el juez, que puede ser interpretada de conformidad “con el principio de ante la duda a favor del acusado”, ya que la falta de testimonio de la presidenta del Parlamento no permitió conocer al juez si las expresiones habían lesionado su dignidad o si la ausencia en la vista debía interpretarse como un perdón al acusado, por lo que absolvió al acusado.

Pero la Fiscalía, considerando que el de las injurias es un delito que puede perseguirse de oficio, recurrió ante la Audiencia alegando que las expresiones del acusado tenían suficiente potencia ofensiva como para lesionar la dignidad de la persona, sin que fuese necesaria la presencia de la presidenta ni tampoco su perdón al acusado;que por otra parte nunca se ha formulado de manera expresa y sería irrelevante para el proceso.

Por eso, la Sección Primera de la Audiencia Nacional considera las expresiones “injuriosas por su propio contenido”, estima el recurso de la Fiscalía y revoca la resolución de instancia, condenando al acusado, que en el juicio dijo en su defensa que no conocía el cargo de Aznárez y que el mensaje lo lanzó exclusivamente por estar “muy cabreado con la clase política” y con la hipocresía de Podemos. Razones que distan mucho de ser suficientes para enmarcar las expresiones dentro de derechos fundamentales como la libertad de expresión o de información, ya que el mensaje no era una crítica sino sólo buscaba ofender. Por eso, decide imponer una multa de seis euros diarios durante siete meses y asumir las costas del proceso.

Herramientas de Contenido