Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

campaña del 16 de octubre al 30 de noviembre

Mayores de 65 y enfermos crónicos, población diana de la vacuna antigripal

En 2016 evitó 150 muertes
Con un 57% de población mayor vacunada, Navarra quedó lejos del 75% que recomienda la OMS

Lola Cabasés Hita - Mikel Saiz - Sábado, 7 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El consejero de Salud, Fernando Domínguez, flanqueado por Mª José Pérez Jarauta y Aurelio Barricarte, presentando la campaña antigripal VER VÍDEO Reproducir img

El consejero de Salud, Fernando Domínguez, flanqueado por Mª José Pérez Jarauta y Aurelio Barricarte, presentando la campaña antigripal

Galería Noticia

pamplona - La campaña de vacunación de la gripe 2017-2018 comenzará en Navarra el próximo 16 de octubre y se prolongará hasta el 30 de noviembre. Se han adquirido 120.000 dosis de vacuna antigripal, lo que ha supuesto un gasto de 324.480 € (2,70 € por dosis). Como en ediciones anteriores -en Navarra se realiza desde 1990- la campaña de vacunación se llevará a cabo en los centros de salud y, además de la antigripal, se facilitará la vacuna neumocócica a los mayores de 65 años y a pacientes de riesgo que no la hayan recibido, ya que sólo se dispensa una vez en la vida.

La campaña 2017-18 fue presentada ayer por el consejero de Salud, Fernando Domínguez, junto con la directora gerente del ISPLN (Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra), María José Pérez Jarauta, y el jefe de la sección de enfermedades transmisibles y vacunaciones, Aurelio Barricarte, que recordaron “la importancia de vacunarse frente a la gripe para reducir la mortalidad y morbilidad y su impacto en la ciudadanía”.

La campaña realizada el año pasado evitó en torno a 150 fallecimientos y otros tantos ingresos hospitalarios por esta enfermedad, según el estudio realizado por el ISPLN. Además, destacaron, la protección de esta vacuna hizo que hubiera 350 consultas menos de personas con factores de alto riesgo en Atención Primaria. La cobertura en mayores de 65 años, que el año pasado fue del 57%, sigue estando por debajo de la recomendación de la OMS (que es del 75%), aunque ha mejorado en mayores de 80 años. El consejero de Salud incidió en que “para que la asistencia sea más rápida y eficiente el recurso utilizado debe ser el más adecuado a la gravedad del proceso”. Por ello, aconsejó acudir primero a la enfermería del centro de salud, en segundo lugar llamar al teléfono de consejo sanitario (848 427 888) y, por último, “acudir a los centros de salud”.

2016: menos pero más graves El consejero explicó que la gripe “es una enfermad en principio banal en la mayoría de los casos y las personas se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de tratamiento médico”. Si bien, insistió en que hay “personas más vulnerables” que “tienen riesgo elevado de padecer complicaciones que pueden ser graves como la neumonía o una infección respiratoria bacteriana”. Por este motivo, uno de los objetivos de esta campaña es aumentar la tasa de vacunación de la población mayor de 65 años. El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) reforzará el dispositivo asistencial en los diferentes niveles con medidas adecuadas a los picos de demanda, tanto en Primaria como en la red hospitalaria y urgencias, dijo.

El año pasado se administraron 120.439 vacunas, con una cobertura del 18,84% de toda la población. En total, hubo 12.369 casos de gripe (20/ 1.000 habitantes), casi 5.000 menos que en 2015 que registró 17.357. Según el SNS-O, la intensidad fue baja en cuanto al número de casos, pero sus efectos fueron de mayor gravedad que en años anteriores, lo que provocó más ingresos hospitalarios (526, frente a 426 de 2015) y más fallecimientos (35, frente a 19). El umbral epidémico se superó en enero y el mayor pico fue la tercera semana de enero en Tierra Estella. El colectivo con más ingresos hospitalarios fue el de mayores de 80 años (830 por 100.000 habitantes).

en corto

¿A quién se dirige la vacuna? El objetivo es proteger a tres grupos de población: personas con mayor riesgo de tener complicaciones (más de 60 años, embarazadas, inmunodeprimidos o con enfermedades crónicas -dolencias cardiovasculares, neurológicas, respiratorias, diabetes, obesidad mórbida, insuficiencia renal, cáncer, entre otras enfermedades-, quienes viven en residencias y quienes tienen tratamiento prolongado de aspirina; personas que pueden transmitir la gripe al grupo de riesgo (personal de Sanidad, de Geriatría y cuidadores); y trabajadores de servicios básicos (docentes, emergencias sanitarias, protección civil, policías, bomberos o empleados de prisiones, entre otros).

¿Qué es la gripe? Es una enfermedad infecciosa vírica que se transmite por vía aérea de persona a persona (situadas a 1-2 metros) por partículas expulsadas al toser o estornudar. También, por contacto indirecto con superficies comunes, en las que el virus puede persistir horas o días en ambientes fríos y baja humedad.

coste económico

324.480 €

Es el dinero que ha supuesto a las arcas forales adquirir las 120.000 dosis de vacunas para esta campaña 2017-18.

¿Cómo evitar la gripe? Lo más aconsejado es adoptar medidas de higiene general que incluyen cubrirse la boca y nariz al toser o estornudar, bien con un pañuelo de papel o con la parte interior del codo, y lavarse las manos regularmente durante al menos un minuto. Además, evitar espacios cerrados con aglomeración de gente.

Síntomas. Los más frecuentes son fiebre alta, malestar, escalofríos, dolores de cabeza y musculares, congestión nasal, irritación de garganta y tos. La fiebre suele remitir en una semana, pero el cansancio, la tos y la congestión pueden prolongarse hasta dos semanas. En niños pueden aparecer manifestaciones gastrointestinales y en mayores es mas frecuente la dificultad respiratoria, el empeoramiento de las patologías subyacentes y la ausencia de fiebre. Las complicaciones más habituales son la neumonía viral primaria o la infección respiratoria bacteriana.

Cómo se cura. En general, es suficiente el reposo en casa con analgésicos o antitérmicos. El tabaco agrava las infecciones respiratorias, por lo que se recomienda no fumar. Al ser vírica, los antibióticos no son eficaces.

Herramientas de Contenido