La DO Piquillo de Lodosa celebra 30 años apostando por un producto de calidad

Ayer hubo un acto en el que se reconoció a los municipios adscritos, a los agricultores y empresarios

María San Gil - Sábado, 7 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Miembros de la DO, autoridades y homenajeados, ayer en la casa de cultura.

Miembros de la DO, autoridades y homenajeados, ayer en la casa de cultura. (M.S.G.)

Galería Noticia

Miembros de la DO, autoridades y homenajeados, ayer en la casa de cultura.

LODOSA- Tres décadas han pasado ya desde que un grupo de agricultores y vecinos de la zona decidiera dar un paso al frente para tratar de reconocer y preservar la calidad del pimiento del piquillo. Tras muchas reuniones y con alguna que otra piedra en el camino, en febrero de 1987 nació la DO Piquillo de Lodosa, una entidad con la que se pretendía que el pimiento siguiera unos estándares y unas normas de elaboración y calidad. De hecho, recordaban, en el estreno de la DO en 1987 cayó una gran pedregada en Lodosa y se perdió el 90% de la producción.

La casa de cultura acogió ayer un acto de reconocimiento a las empresas, instituciones y personas que a lo largo de estos años han llevado el pimiento por bandera.

En la mesa que se colocó en el escenario del auditorio estuvieron Ignacio Gil, director general de Desarrollo Rural, Agricultura y Ganadería del Gobierno de Navarra;Pablo Azcona, alcalde de Lodosa;Jesús Aguirre, presidente de la Denominación de Origen Piquillo de Lodosa;Cayo Martínez, vicepresidente de la Denominación;y Jonás Romero, vocal.

Aguirre, que agradeció la presencia de todos, destacó el trabajo de sus antecesores en el cargo y, aunque reconoció que siguen teniendo mucho trabajo por delante, aseguró que en la actual campaña hay inscritas un total de 81 agricultores y 14 industrias elaboradoras.

Por su parte, Gil también destacó a todos los que potencian este fruto y valoró el papel de la mujer en todo el proceso y en la historia y tradición del pimiento. Además, agradeció la flexibilidad del Consejo Regulador a la hora de adaptarse a las necesidades del mercado y reconoció que desde el Gobierno siguen trabajando para que no haya competencia desleal y que de cara a final de año tendrán un informe sobre la mesa y actuarán en caso de ver cualquier irregularidad.

reconocimientosTras la proyección de un par de vídeos, la DO le entregó una placa a los representes de los ocho municipios adscritos a la entidad desde el año 1992;ya que en sus orígenes solo la formaban cinco: Mendavia, Lerín, Lodosa, Andosilla, Sartaguda, Azagra, Cárcar y San Adrián.

Acto seguido, y tras unas breves palabras del alcalde lodosano Pablo Azcona, la DO Piquillo de Lodosa le entregó una insignia de plata a siete vecinos de la zona que a lo largo de los años han mimado este fruto y han facilitado su promoción.

Francisco Garraza Barrón, que fue el primer presidente, afirmó que “lo más costoso fue la propia constitución de la DO y que se fueran adhiriendo las empresas porque algunas eran algo reticentes”.

Hubo homenaje también a Gerardo Marzo Cuenca, ya fallecido, y Luis Martínez Garraza, que fueron presidentes, Severiano Escrich, vocal del sector cooperativo, José Sarasa Murugarren, productor en su día en Andosilla, Jesús Mª Ruiz López, productor en Mendavia, y José Pedro Salcedo, gerente de una empresa elaboradora en Lodosa. Los asistentes disfrutaron, para terminar, de un show cooking a cargo del cocinero Juan Carlos Fernández.