Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

DIFERENCIAL | Oberena 0-0 Pamplona

Gallego rescata a Oberena

DIFERENCIAL | LA actuación del guardameta local valió un punto

Domingo, 8 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Ion Gallego despeja uno de los tres córners lanzados por Mikel en la primera mitad.

Ion Gallego despeja uno de los tres córners lanzados por Mikel en la primera mitad. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

  • Ion Gallego despeja uno de los tres córners lanzados por Mikel en la primera mitad.

Oberena 0

Pamplona 0

OBERENA Gallego, Andía, Gómez, Bermejo (Molinero, min.58), Beruete, Ordoñez, (Ayesa, min.83), Ilincheta, Guti, Guembe, Mata (Adbe, min.66).

PAMPLONA Álvaro, Garai, Mikel, Iván, Aritz, Ioritz (Diego, min.66), Zapata (Gamarra, min.76), Pedreño, Íñigo (Beñat, min.56), Razquin, Sergio.

Árbitro Óscar Garciandía. Amonestó a Ilincheta y Guti de Oberena, y a Sergio del Pamplona.

Estadio Oberena. 150 personas.

PAMPLONA- Oberena y el Pamplona sumaron un punto cada uno porque así lo quiso Ion Gallego. El guardameta navarro fue determinante y cambió el devenir del encuentro con tres intervenciones estelares. Los palos también le sonrieron, escupiendo dos ocasiones bien trenzadas por el cuadro visitante.

La primera parte la lideró la zurda de Mikel, que desde el lateral izquierdo asfixió a Andía con sus proyecciones en ataque. Mikel ejecutó también la estrategia del Pamplona y sembró el peligro cada vez que botó una pelota desde el banderín. En uno de esos centros inflamados, Gallego tiró de reflejos y sacó una mano en una jugada en la que su defensa no acertó a despejar.

Antes del descanso se produjo la jugada más polémica del partido, cuando Garai atropelló a Mata por detrás en una jugada tan clara como innecesaria. Garciandía no decretó pena máxima y los de blanco enfilaron la caseta incrédulos.

Tras el paso por vestuarios quedó claro que los palos no iban a sonreír al Pamplona, que vieron cómo el larguero repelió un cabezazo soberbio de Íñigo.

A partir de ahí, Ilincheta se hizo con el timón del encuentro y catapultó las carreras persistentes de Guti, que casi estrena el marcador a la hora de partido. Su definición, un tanto escorada, no estuvo a la altura de su magnífica maniobra de desmarque. Guembe recogió ese rechace en boca de gol pero no acertó a empalar un balón que habría supuesto la victoria.

En el área contraria, Gallego no dio opción en las contras y aseguró un punto que mantiene a Oberena en la última posición. - Tomás Orihuela

Herramientas de Contenido