Mi querida Olivetti

Casi todo sobre el Che

Por Santiago J. Navarro - Domingo, 8 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Así como la serie infantil Los cinco de Enyd Blyton centró la atención de los medios y la industria cultural desde la aparición, hace ahora 75 años, de su primera entrega (Los cinco y el tesoro de la isla), otros textos no han tenido tanta suerte. “El 9 de octubre de 1967, a los treinta y nueve años de edad, el Che Guevara había muerto”: Jon Lee Anderson así lo atestigua en el libro que, precisamente, tituló Che Guevara, una vida revolucionaria (Emecé, 1997). Se cumple medio siglo de la desaparición del líder revolucionario y el universo literario internacional en torno a su figura se pone al día, pues Edimati ya presentó el pasado año Che Guevara, de Manuel Giménez Saurina;Alianza hizo lo propio al editar Mi hermano el Che, de Juan Martín Guevara y Armelle Vicent;y Los libros de la Catarata regaló los Escritos revolucionarios del argentino universal, antología de textos a cargo de Francisco Fernández Buey para quienes no conozcan “su obra escrita”.

Por otro lado, Camino a Trinidad es el nombre de la novela del boliviano José Andrés Rojo publicada igualmente el pasado año por Pre-Textos, relato ambientado en aquellos años y en figuras como la del Che y otros guerrilleros menos populares;Tengo a papá es el nombre del libro en el que el navarro J. J. Benítez expone sus ideas sobre los últimos días de Ernesto Guevara tras una serie de investigaciones centradas en aquellos tiempos, libro recientemente presentado por Planeta;y Ernesto Guevara también conocido como el Che es, a su vez, el nombre de un libro que cuenta con 400 fotografías, a cargo de Paco Ignacio Taibo II y recientemente editado por la editorial Crítica.

Mi vida con el Che es, por su parte, el nombre del testimonio de Hilda Gadea que, en marzo de 2017, ha presentado Txalaparta. Los años del Che en tierras guatemaltecas y mejicanas son aquellos en los que Guevara conocería a diversos revolucionarios cubanos y a La China Gadea, tal y como la llama su hermano Ricardo, exdirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionario peruano, en el prólogo del libro, donde la define como una “mujer idealista, de gran carácter, dinámica y entusiasta, con inteligencia e ideas muy avanzadas para la época”.

Mi vida con el Che, que cuenta con diversas imágenes y poemas suyos inéditos, arranca de esta manera: “Desde enero de 1959, muchos periodistas representantes de revistas y periódicos se me han acercado, pidiéndome que les concediera un reportaje o escribiera sobre cómo conocí a Ernesto Guevara, sus cualidades humanas, la etapa en la que vivimos en Guatemala y los orígenes de su decisión de participar en la expedición del legendaria Granma”. “Considero que la vida de Ernesto Guevara es la de un hombre integral, cuya verdadera comprensión alienta la lucha por la justicia en América Latina y otras partes del mundo”, añade la autora.