Emisión imposible

El Proces saca a ‘Los Simpson’

Por Javier Arizaleta - Domingo, 8 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

En USA se ha estrenado la 29ª temporada de Los Simpson, en la que sus creadores se lo pasan en grande metiéndose con las grandes producciones del cine y la televisión: haciendo un divertido popurrí con Dragones y mazmorras, El señor de los anillos, Historias de Narnia. Por supuesto, no podían dejar pasar la oportunidad de recrear a su modo Juego de Tronos,donde los Simpson cambiaban su apellido por el de Serfson para dotar de ambiente de conquista fantástica a Springfield. Y mira por dónde y quién lo iba a decir, que después de dos décadas con Los Simpson,resulta que uno de los resultados del Proces catalán va a ser que Antena 3 los retire de la programación previa a los informativos. Así lo ha hecho esta semana en la que han alargado tanto Espejo público que lo único que se les ha ocurrido ha sido calzarse la serie y dejar que La Ruleta de la suertecon Jorge Fernández diera entrada a las predecibles informaciones del Noticias 1que un poco antes ya nos habían adelantado Susanna Griso y sus tertulianos. Esto de eliminar de un plumazo un clásico como Los Simpsonpuede ser un antes y un después en la historia de la televisión. Como también lo puede ser que gracias a la información más caliente en Cataluña cambie las tornas y La Sexta se lleve de calle al personal más sensible que los programadores televisivos hacia estos acontecimientos históricos donde la mayor parte de las cadenas generalistas se dedicaban a pedir la cabeza de los independentistas catalanes: en primera fila Puigdemont como en Los Simpsonpusieron a Flanders al frente de la fila de decapitados que imitaba a la famosa escena de Juego de Tronos. En esta incertidumbre de dar importancia a los acontecimientos pero sin que luego se notase en la programación es donde mayor credibilidad han perdido junto con Telecinco y TVE. Además de cederle la mano a La Sexta que parece que no tiene ninguna intención de desaprovechar la oportunidad. ¿O puede que sí?