Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
osasuna | la actualidad

Sergio Herrera, nuevo ídolo rojillo tras parar tres penaltis en Cádiz

EFE/Fermín Zariquiegui - Domingo, 8 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 13:33h

Cádiz-Osasuna.

Sergio Herrera, tras parar uno de los tres penaltis que detuvo. (PACO MARTIN)

Galería Noticia

Cádiz-Osasuna.

PAMPLONA. El portero burgalés Sergio Herreraes ya nuevoídolo en Osasuna por su actuación estelar ante el Cádiz, al parar tres penaltis en el Ramón de Carranza y fraguar la victoria rojilla para consolidar la candidatura del equipo navarro al ascenso a la máxima categoría del fútbol español.

Los espectadores del encuentro disputado anoche en el Carranza no dieron crédito a la actuación del portero rojillo, que impidió la victoria local al parar tres penaltis, uno en la primera parte y dos en la segunda, en esta ocasión en la misma jugada ya que el árbitro ordenó repetir la pena máxima.

Sergio Herrera enmendó su error en el primer penalti, cometido por él mismo, al detener a dos manos el lanzamiento desde los once metros de Aitor García (minuto 17), mientras que en la segunda parte (minuto 68) le paró a una mano dos penaltis seguidos a David Barral.

Aunque oficialmente puede que conste como un solo penalti lo cierto es que en el haber del portero osasunista debe apuntarse otros dos penaltis, ya que si el primero de Barral hubiera entrado habría subido al marcador (se repitió al entrar un jugador rojillo al área antes de tiempo).

Las paradas del portero burgalés permitieron a Osasuna apuntillar después una victoria con la aparición decisiva desde el banquillo, al igual que en Vallecas, del delantero mallorquín Xisco Jiménez, quien marcó el 0-1 y dio la asistencia para el 0-2 del alicantino Miguel De las Cuevas.

Osasuna, al que le costó arrancar el campeonato, después de una profunda remodelación de la plantilla y la metodología introducida por un nuevo entrenador, Diego Martínez, ha enlazado por segunda vez dos victorias consecutivas, además ante aspirantes al ascenso como el Sporting y el Cádiz.

Los rojillos, que solo han perdido un partido de Liga, han ganado 14 de los últimos 18 puntos y Sergio Herrera suma 338 minutos de Liga sin encajar gol (desde el marcado por el Almería en el minuto 22 el pasado 16 de septiembre).

La hazaña de Sergio Herrera en Cádiz tiene el antecedente en Osasuna de Salvatore Sirigu la pasada temporada, cuando en el partido ante el Atlético de Madrid (en LaLiga Santander) el pasado 15 de abril el portero italiano paró dos penaltis en el Calderón en dos minutos, aunque de poco sirvió puesto que el equipo pamplonés perdió 3-0 en una temporada destinada al descenso.

Los 94 goles encajados por Osasuna la pasada temporada (tercer equipo más goleado de la historia) llevaron a la nueva dirección deportiva del club a cambiar completamente la nómina de porteros en la plantilla y fichar a Sergio Herrera como guardameta titular y al veterano Manu Herrera como recambio de garantía.

El director deportivo del club, Braulio Vázquez, se fijó en el portero revelación de LaLiga 1/2/3, un Sergio Herrera que en su debut en Segunda División contribuyó a que la SD Huesca jugará la promoción de ascenso a Primera.

El portero de Miranda de Ebro, de 24 años, formado en la cantera del Alavés y fogueado en Segunda B en el Laudio y el Amorebieta, fichó por Osasuna en julio pasado tras solo una temporada en el Huesca.

Osasuna pagó 300.000 euros al club oscense a cambio del 100 % de los derechos federativos y del 60 % de los derechos económicos del guardameta burgalés, que firmó para cuatro temporadas, con una cláusula de rescisión de 6 millones de euros en LaLiga 1/2/3 y de 8 millones de euros en LaLiga Santander.

"No es fácil apostar por un chico que lleva poco en esto y menos un portero. Me satisface que Osasuna lo haya hecho y me da ganas de seguir trabajando para aportar el máximo posible a Osasuna", afirmó en su presentación Sergio Herrera el pasado verano.