una impresionante exhibición goleadora

Casi sentenciado

copa ehf | el helvetia anaitasuna arrolla a un pobre talent plzen y logra una gran renta para la vuelta

Iñaki Porto - Lunes, 9 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Antonio Bazán logra zafarse de la defensa del Talent Plzen para marcar uno de sus goles.

Antonio Bazán logra zafarse de la defensa del Talent Plzen para marcar uno de sus goles. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Antonio Bazán logra zafarse de la defensa del Talent Plzen para marcar uno de sus goles.Raúl Nantes, uno de los más destacados, se eleva para marcar.

HELVETIA ANAITASUNA 40 (20+20): Sergei;Gastón (5), Bazán (3), Cristian, Chocarro (2), Oswaldo Guimaraes (3), Nantes (10) -siete inicial-, Nordlandar (ps), Etxeberria (1), Mota (7, 5p), Ceretta (3), Goñi (2), Aguirrezabalaga (1), Balenciaga, Ugarte (3) e Iturri.

TALENT PLZEN 26 (15+11): Herajt;Safranek (4), Jakub Tonar (4), Michal Tonar (4, 1p), Stehlik (1), Poloz (5), Sira (3) -siete inicial-, Stochl (ps), Smid (ps), Fort (1), Jonas (2), Ivancev (1), Rom (1), Chmelik y Sindelar.

Marcador cada cinco minutos 4-4, 8-6, 13-8, 15-11, 17-13, 20-15 (descanso). 24-18, 27-20, 29-21, 34-23, 37-25, 40-26 (final).

Árbitros Kouz y Zhoba (Ucrania). Excluyeron dos minutos a Cristian y Goñi, del Anaitasuna, y a Safranek, del Plzen.

Estadio Pabellón Anaitasuna unos 2.000 espectadores.Iñaki Sevillano

pamplona- El Helvetia Anaitasuna arrolló sin piedad ayer en el Pabellón Anaitasuna a un muy decepcionante Talent Plzen, consiguiendo una más que notable renta de 14 goles gracias a una impresionante exhibición goleadora y, salvo patinazo de escándalo, dejó prácticamente sentenciada la primera de las eliminatorias previas para participar en la Copa EHF.

Pese a que el potencial del Talent estaba rendido a la incertidumbre propia de la poca relevancia de su la liga checa, pocos ayer esperaban una victoria de tamaña comodidad. El Helvetia Anaitasuna reinó con firmeza y, salvo los primeros cinco minutos de recelo en los que los checos apenas se alejaron en un par de goles, los de Juanto lucieron una seguridad defensiva encomiable y un acierto de cara a portería que asusta.

El que para muchos -entrenador incluido- fue el mejor partido de lo que va de temporada estuvo protagonizado por el hasta ahora más villano que héroe Raúl Nantes. El brasileño rompió, por fin, el maleficio que le condenaba a la irregularidad y a base de goles, que es lo que mejor sabe hacer de largo, comenzó a mostrar a aquel jugador determinante que se prometía con su fichaje.

Se adivinaba en la previa que el Talent basaba su juego en el dinamismo, en las transiciones rápidas, y no desmintió la expectativa. Los checos disfrutaron de sus mejores minutos en la primera mitad gracias a los espacios que generaban los errores del Helvetia. Escasos pases eran necesarios para plantarse delante de Nordlander y definir con contundencia.

Pero tan claro era su potencial como su debilidad. Sin contar con su alarmante incapacidad para desbaratar los pases hacia los pivotes y los lanzamientos de larga distancia y su excesiva dependencia de Michal Tonar, al Talent le costó un mundo generar peligro con las posesiones más pausadas, teniendo que encarar al perfectamente plantado muro defensivo del conjunto navarro.

Dicho filón lo aprovechó, sin lugar a dudas, el Helvetia en la segunda parte. Con ya una renta importante de 5 goles al descanso, solo hicieron falta 10 minutos para que la capacidad ofensiva checa quedara desactivada. Los Bazán, Cristian Martínez, Ugarte y, sobre todos, un magnífico Nordlander, desbarataron cada intentona rival y doblegaron el ánimo de oposición.

El desaliento fue un perfecto trampolín para el lucimiento personal de los hombres de segunda línea. Nantes despejó toda duda y engordó su marcador personal, Oswaldo exhibió su magia asistente y Mota disfrutó sobremanera. El Helvetía Anaitasuna sigue invicto y va para largo.